Los emprendedores carecen de tiempo para innovar

Los emprendedores españoles tienen muchos problemas para innovar. Y no es por falta de motivación o de recursos, sino de tiempo. Casi 4 de cada 10 trabajadores por cuenta propia (38%)  asegura que no puede innovar dentro de su negocio. Esta cifra es superior a otros países del entorno como Portugal (36%), Gran Bretaña (34%) o Alemania (30%). Los_emprendedores_carecen_de_tiempo_para_innovar (1)

La excesiva carga de trabajo que soportan estos emprendedores les impide apostar por la innovación. A la semana le dedican más de 40 horas a su negocio, como recoge un estudio reciente de Sage. Un tercio de los responsables de las pymes españolas admiten que hacen horas extras todas las semanas, entre una y cinco horas.



Pero además de la falta de tiempo, hay un 15% de los consultados que asegura que no cuenta con el personal suficiente para innovar, mientras que otro 23% lo atribuye a la ausencia de empleados cualificados. La única solución que encuentran para poder afrontar este proceso de innovación en sus empresas pasa por aprender a gestionar mucho mejor y con más eficacia el tiempo consiguiendo ser más productivos. Así conseguirían, entre otras cosas, disminuir el número de horas extras que hacen al margen del horario laboral.  A nadie le resulta agradable quedarse hasta la medianoche en la oficina para finalizar alguna tarea o llevarse el trabajo para casa y suprimir su fin de semana, por ello la gestión del tiempo se convierte en algo esencial para los trabajadores autónomos.

Un 33% de las personas que tomaron parte en el estudio creen que el empleo de una tecnología más moderna también les ayudaría a aprovechar mejor el tiempo de trabajo, mientras que el 28% piensa que lo ideal sería mejorar los procesos administrativos.

La sobrecarga de trabajo que afrontan los emprendedores no sólo afecta al capítulo de la innovación, ya que también hay un porcentaje bastante importante de emprendedores, en torno al 8%, que asegura que durante el último año no ha podido tener ni un solo día de vacaciones.