Bases de cotización de autónomos 2018

Las bases de cotización son los parámetros que utilizan los autónomos para calcular las contribuciones que deben realizar a la Seguridad Social. Estas bases marcan los ingresos sobre los que los autónomos deben cotizar a la Seguridad Social como trabajadores. Es decir, que los trabajadores autónomos pagan unas cuotas mensuales a la Seguridad Social según la base de cotización.

¿Cuál es la base de cotización mínima y máxima para autónomos?

Cada año se actualiza la base de cotización máxima y mínima por la cual se rige el colectivo de trabajadores autónomos. En julio de 2017, la de base de cotización mínima subió un 3% con la entrada en vigor de la nueva ley de autónomos y se estableció sobre los 919,80€ euros. La base de cotización máxima ahora se encuentra en 3751,20 euros (3642 euros en 2016). La bases de cotización determinan la cuota que deben pagar cada mes los autónomos. Sin embargo, las bases de cotización generales se encuentran congeladas este año hasta la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado. Por ello, la base de cotización mínima en 2018 es de 919,80€.

Los tipos de cotización son los porcentajes que se aplican sobre las bases de cotización para calcular las cuotas de autónomos que se deben pagar mensualmente. Los tipos de cotización en 2018 se encuentran entre el 26,5% y el 31,5% de las bases de cotización de las coberturas sociales que elija pagar cada autónomo.

Cuotas y tipos de cotización para autónomos
Cotización a la Seguridad Social de los autónomos

megaflopp || Shutterstock

¿Los autónomos pueden elegir la base de cotización?

Sí, los autónomos son libres para elegir la base de cotización que deseen.

Los trabajadores autónomos pueden elegir la base de cotización que quieran, siempre que se encuentre entre el máximo y el mínimo comentado anteriormente. A partir de de los 47 años, los autónomos sólo pueden elegir entre una base de cotización entre los 919,80 y los 2023,50 euros, aunque existen algunas excepciones. Puedes consultar toda la información sobre las bases de cotización en la página web de la Seguridad Social.


Alrededor de un 80% de los trabajadores autónomos cotizan por la base mínima, ya que sus ingresos no les permiten pagar una cuota más alta. Sin embargo, hay que tener en cuenta que existen una serie de problemas de cotizar por la base mínima si eres autónomo, ya que puede afectar a tu pensión y a tus prestaciones en caso de enfermedad o incapacidad.

Consejos para elegir una base de cotización

¿Se puede cambiar la base de cotización de los autónomos?

Sí, las bases de cotización se pueden cambiar cuatro veces al año. De esta forma las cuotas y bases de cotización pueden ser validadas cada trimestre, favoreciendo a los negocios con mayor temporalidad y permitiendo que adapten sus cotización a los ingresos reales que posee en cada época del año. Además, estos trimestres coinciden con el tiempo los trimestres de las declaraciones de impuestos.

Por un lado las modificaciones en las bases de cotización no son instantáneos, sino que deben realizarse dentro de los plazos establecidos para que se hagan efectiva a partir del siguiente trimestre:

  • solicitud de cambio entre el 1 de enero y 31 de marzo, se producirá el cambio de cotización a partir del 1 de abril
  • solicitud de cambio entre el 1 de abril y 30 de junio, se producirá el cambio de cotización a partir del 1 de julio
  • solicitud de cambio entre el 1 de julio y 30 de septiembre, se producirá el cambio de cotización a partir del 1 de octubre
  • solicitud de cambio entre el 1 de octubre y 31 de diciembre, se producirá el cambio de cotización a partir del 1 de enero

Conoce la forma de cambiar la base de cotización y mejora tus prestaciones futuras como trabajadores autónomos.

¿Cómo cambiar la base de cotización?

Si necesitas saber algo más sobre las bases de cotización puedes resolver todas tus dudas sobre: