Tipos de autónomos

¿Cuántos tipos de autónomos existen? ¿Qué diferencias hay entre cada uno de ellos? Si todos cotizan en el mismo régimen de la Seguridad Social, ¿cómo es posible que haya varios tipos?

Aunque los autónomos son un colectivo formado más de tres millones de miembros, existen diferencias importantes entre sus miembros por los que podemos hablar de distintos tipos de autónomos en la economía española.  Cotizar en el mismo régimen de la seguridad social es el punto común entre todos ellos, pero cada tipo de autónomo tiene unas características propias.

Tipos-de-autónomos

Tipos de autónomos

Dentro del colectivo de autónomos podemos encontrar los siguientes tipos de autónomos:

Trabajadores autónomos

Si eres un autónomo que gestiona un pequeño negocio, realizas un trabajo propio de  forma habitual y pensando en el autoempleo, eres un trabajador autónomo. La gran mayoría de estos profesionales cotizan por actividades profesionales en el impuesto de actividades económicas o IAE. Se incluyen también aquí los artistas, deportistas y personas dedicadas a las actividades taurinas.

Profesionales autónomos

Se entiende por profesional autónomo al trabajador por cuenta propia cuya actividad laboral se incluye dentro del listado de profesionales liberales incluidas dentro del listado de actividades profesionales del IAE.



Podemos distinguir a los profesionales autónomos que están colegiados (como médicos, farmacéuticos, veterinarios, abogados...) y aquellos que no lo están (programadores informáticos, traductores,publicistas...).

Autónomo económicamente dependiente

Los autónomos económicamente dependientes o TRADE son aquellos profesionales que facturan a un solo cliente el 75% o más de sus ingresos. No importa que se trate de trabajadores o profesionales autónomos.

Este tipo de autónomo tiene un tratamiento diferente y está algo más protegido legalmente que otros grupos de autónomos.

Autónomo colaborador

El familiar o autónomo colaborador es un tipo de autónomo con unas características y que debe cumplir unos requisitos muy concretos. Hace referencia al cónyuge o familiares directos del autónomo que trabajan con él de forma habitual.

Autónomos administradores de sociedades

Todas las sociedades mercantiles requieren por ley un administrador al frente de ellas o un consejo de dirección. Esto lo que se conoce como autónomo societario. El administrador de una sociedad o autónomo societario, siempre que sea una persona física deberá cotizar a la Seguridad Social de manera obligatoria en el régimen de autónomos.