Ejemplos de habilidades duras como autónomo

psisternas -

A menudo, las habilidades de los trabajadores se dividen entre habilidades duras y blandas o hard y soft skills. Estas habilidades son las que pueden determinar el éxito o fracaso de un trabajador, y los autónomos no somos ninguna excepción a ello. Las habilidades duras son las que están relacionadas directamente con el puesto de trabajo que desempeñamos, aquellos conocimientos o capacidades que nos permiten desempeñar con éxito nuestra labor. Por contra, las habilidades blandas se asocian a nuestro comportamiento, y no al trabajo que llevamos a cabo. Ambos tipos de habilidades son complementarias.


Ejemplos de habilidades duras del trabajador autónomo

GaudiLab || Shutterstock

Habilidades duras imprescindibles para ser autónomo

Por sus características, algunos de los ejemplos de habilidades duras necesarias para cada autónomo dependen del trabajo que desempeñe. No necesitará las mismas hard skills un albañil que un traductor o un representante de muebles. Aun así, se pueden establecer una serie de patrones que nos permiten identificar algunas de las habilidades duras imprescindibles para que un autónomo alcance el éxito:

  • Inteligencia artificial (IA): la IA es un excelente recurso a la hora de conocer mejor a los clientes y anticiparnos a sus necesidades. No existe un gran talento en IA, pero es una habilidad dura que puede ser de gran ayuda para muchos autónomos. Apoyarnos en la tecnología y la inteligencia artificial nos puede ayudar a mejorar en la toma de decisiones, además de procesar datos.
  • Análisis e interpretación de datos: no siempre dejaremos la gestión de datos en manos de la IA. Un buen autónomo será capaz de analizar los datos que tiene delante, especialmente cuando hacen referencia a su día a día. La evolución de ingresos y gastos es el mejor ejemplo. Gracias a esta hard skill, podremos actuar ante cualquier eventualidad y no reaccionar cuando quizá sea tarde.
  • Ciberseguridad: es una cuestión capital en cualquier negocio, ya sea por cuenta propia o ajena. En el caso de los autónomos no tenemos el escudo protector que ofrecen las empresas, así que deberemos manejarnos bien con ellas. El trabajo remoto o en la nube son una amenaza para nosotros y nuestros clientes, y es una cuestión que no deberíamos pasar por alto.
  • Análisis de negocio: cualquier autónomo directivo debe estar capacitado para analizar un negocio. ¿Vale la pena invertir en él? ¿Tiene sentido aceptar un proyecto? Las habilidades analíticas permitirán calcular presupuestos, anticiparse a los diferentes escenarios que puede afrontar el negocio, etc.
  • Idiomas: el inglés es fundamental en muchos puestos de trabajo, y los autónomos no escapan a esta obligación. Nos permiten acceder a nuevas fuentes de información o programas. Hay perfiles como los traductores donde el dominio de idiomas tiene una especial importancia. Más allá del inglés, el conocimiento de otros idiomas puede ser de gran ayuda.
  • Competencias digitales: el dominio de las herramientas ofimáticas imprescindibles en tu sector será básico para triunfar, así como el dominio de herramientas para la gestión de proyectos como autónomo. En un mundo hiperconectado como el actual, un trabajador sin estas competencias digitales está condenado a fracasar en sus proyectos. Los clientes o proveedores te obligarán a estar conectado, por no hablar de la importancia del trabajo colaborativo.

Es importante tener en cuenta que no podemos encasillar las hard skills en una clasificación. Todas ellas son importantes en relación al ámbito profesional donde hayamos decidido emprender. Lo que no deberíamos perder de vista es la necesidad de trabajar y actualizar las hard skills. A diferencia de las habilidades blandas, que están relacionadas con la forma de ser de cada uno, las habilidades duras se pueden trabajar.

Para adquirir estas habilidades duras será necesario aprenderlas. En nuestro periodo formativo, desde bachillerato o incluso secundaria, podemos empezar a trabajarlas pero no será hasta que nos enfoquemos en una formación específica (universidad, postgrados, formación profesional) cuando las desarrollemos. La experiencia profesional también nos ayudará a sacar desarrollar estas hard skills hasta sacarles el máximo potencial.

¿Te ha servido de ayuda?