7 Claves para reinventar tu negocio con éxito

psisternas -

Ser autónomo implica que correremos un riesgo en determinados momentos. Entre ellos, el de reinventar nuestro negocio. Hay dos escenarios en los que podemos reinventarnos. El primero, si pensamos en el futuro. No podemos perder de vista el crecimiento del negocio, y tarde o temprano nos tendremos que reinventar para no quedar obsoletos. El segundo, los periodos de crisis como los últimos que hemos vivido, momentos de zozobra que exigen medidas importantes como reorientar el espíritu o la idea de nuestro negocio para remontar el vuelo.


Cómo relanzar una empresa

OPOLJA || Shutterstock

Ideas para relanzar tu negocio de cara al futuro o en tiempos de crisis como autónomo

Reinventar un negocio no es algo que pueda hacerse al azar. Es imprescindible contar con una idea de negocio, un plan de negocio, una buena estrategia que nos ayude en la transición del punto actual a la meta deseada.

Cuando nos vemos obligados a reinventarnos, suele ser porque algo falla. En ese contexto es primordial centrarse en un diagnóstico empresarial, y en muchas ocasiones estamos ocupados en apagar fuegos y no en pensar en el futuro. Pero para relanzar el negocio de cara al futuro, hay que pisar el freno, tomar aire y repensar el proyecto con calma y serenidad. Seguro que estas ideas te ayudan a relanzar tu proyecto como autónomo.

  1. Pensar a largo plazo: no podemos pensar en el pasado -cómo ganamos dinero el año anterior-, pero tampoco en el futuro inmediato -cómo ganar el próximo trimestre-. Solo así seremos capaces de adaptarnos al futuro, no sólo s trata de crear un negocio como autónomo, sino que también se trata de mantenerlo y no habrá que reinventarse continuamente. De este modo serás empresarial, y no un empresario que sigue anclado en el pasado, sin pensar en el futuro o poniendo frenos a digitalizar su negocio.
  2. Entrevistas con los clientes: ya sea de modo formal o informal, revisa tu cartera de clientes, habla con los clientes. Conocerlos mejor, sus inquietudes y necesidades es fundamental para que la marca reconecte con ellos. Incluso les puedes preguntar sobre qué cambios le gustaría ver en el negocio. El cliente siempre tiene la razón, y escucharlo puede abrirte las puertas del éxito y a conseguir nuevos clientes.
  3. Aumenta tu nicho: otra opción al reinventar nuestro negocio es aumentar nuestro público potencial, lo que indudablemente nos abre la puerta a conseguir nuevos clientes. Tenemos varias opciones para ello, desde aumentar nuestra cartera de productos hasta buscar negocios híbridos o asociarnos con otras marcas o profesionales.
  4. Recortar para relanzar: en el mundo de los negocios, más no es siempre mejor. Por eso, puedes recortar aquellos servicios no rentables, dejar a los clientes que menos aportan o prácticamente no tienen valor y centrar tus esfuerzos en aquello que te hace realmente competitivo. Un recorte que nos puede ayudar a relanzar el negocio, dar un pasito atrás para luego dar dos adelante.
  5. Aprovechar las debilidades de la competencia: analiza tu competencia, además de fijarte en tus fortalezas, hay que mirar los puntos fuertes y debilidades de la competencia. Si ves que hay una necesidad de tus clientes que no cubren, puedes relanzar tu negocio en ese sentido. Este cambio de perspectiva debería ayudarte a relanzar tu negocio.
  6. Reforzar la atención al cliente: muchas veces, con una inversión muy baja podemos reforzar en gran medida el servicio de soporte que ofrecemos. Puede ser el factor diferencial frente a la competencia, lo que nos permita atraer a los clientes a nuestro negocio.
  7. Readaptar el know-how: pasar del “sé hacer algo” a “inventar algo”. Que sepas hacer algo no quiere decir que sea útil para el negocio, pues los tiempos cambian y los negocios también. Sin embargo, si eres capaz de desarrollar algo nuevo, abrirte a nuevos productos o completar lo que ofreces las perspectivas de crecimiento serán mejores.

Por último, hay que hablar de un factor decisivo: la ilusión. Muchas veces, el problema de nuestro negocio puede estar relacionado con la pérdida de ilusión.

Ser autónomo no es fácil, y tenemos que hacer grandes esfuerzos que no siempre son recompensados. Reorientar nuestro negocio puede ser una nueva forma de reilusionarnos con el proyecto, recuperar la ilusión que teníamos cuando todo empezó.

¿Te ha servido de ayuda?