6 claves para reducir el tiempo que le dedicas a tu contabilidad

Paula García -

 

6 claves para realizar ágilmente tu contabilidad

Stokkete|| Shutterstock

Como autónomo, la gestión de tu contabilidad es tan importante como la de tu tiempo. Miles de profesionales hacen frente a la gestión contable de forma casi autodidacta. De ahí que muchos opten por Nomo, la app que ya utilizan más de 20.000 autónomos. Gracias a esta aplicación, podrás tener la contabilidad en tu bolsillo, siempre accesible de forma sencilla y rápida. Así podrás dedicarte a tu trabajo sin que eso afecte tu vida personal.

Además, para lograrlo, vamos a darte una serie de consejos que te permitirán ahorrar ese valioso tiempo en la gestión de tu negocio.

6 claves para ahorrar tiempo en tu contabilidad

Es importante que rentabilices el tiempo que dedicas a la contabilidad de tu empresa, ya que eso te permitirá tener más tiempo para ti y para tu negocio. A continuación, te mostramos las claves:

1. Digitaliza la facturación

Hoy en día, la tecnología ha mejorado la situación en cuanto a la gestión contable. Por ello, el acceso a un software móvil que te permita leer y clasificar digitalmente tus facturas es un avance importante. El objetivo principal es que ahorres tiempo y también espacio, ya que no deberás guardar los tickets y facturas. En la actualidad, existen programas aprobados por la Agencia Tributaria que te permiten prescindir de la copia en papel de las facturas. Con este método, no necesitarás archivadores para ordenarlas y buscarlas, sino que todo se clasificará según tus criterios.

Este tipo de programas o apps que te permiten tener toda tu facturación digitalizada. Leen cualquier factura que tengas tanto impresa como digitalizada, y te darán información contable sobre cuánto has gastado o cuánto has ingresado. Así ahorrarás tiempo en tu contabilidad.


Este tipo de software, almacenan toda la información para que puedas consultarla siempre que lo necesites y te avisará en caso de tener facturas duplicadas o erróneas.

2. Concilia tus facturas con tu cuenta bancaria

Si hasta ahora repasabas tu cuenta bancaria imprimiendo tus movimientos, ¿por qué no vincularla con tu contabilidad? ¡Sencillo, rápido y fácil! A través de aplicaciones como la de Nomo, podrás tenerlo todo controlado desde el móvil: podrás conocer el saldo que tienes disponible, los gastos, los ingresos pendientes y estar al corriente del pago de impuestos. De esta manera conseguirás que reine el orden en tus facturas.

3. Comprueba el balance diario

Un control al final de la jornada puede simplificar las cuentas a final de mes, ¿no crees?.

Además, tener la información en tu bolsillo podría ayudarte a no invertir más de unos minutos en esta tarea al día. Por ello, si intentas sacar tiempo para realizar esa tarea, seguro que lo agradecerás a final de mes o de trimestre. De este modo, realizar un seguimiento diario de la contabilidad permitirá saber cuánto deberás pagar de impuestos. Es decir, una manera de prever todos tus gastos.

4. Organiza las tareas en tu agenda

También, para esta tarea, puedes utilizar aplicaciones de calendario. A través de estas apps, podrás anotar las tareas pendientes y qué días vas a dedicar a cada una. A su vez, podrás anotar tareas contables mensuales, así como, las trimestrales y las anuales. Definitivamente, tener un orden en las tareas que hay que realizar es crucial.

Ser organizado y constante son las claves para no acumular trabajo de contabilidad. Independientemente de cuál sea tu perfil, es recomendable establecer un método. Llevar la contabilidad de forma diaria es lo ideal. Sin embargo, también puedes hacerlo semanal, mensual e incluso trimestralmente. Particularmente, según plataformas para autónomos, la tarea contable debería controlarse de forma atenta y constante.

5. Vigila las cuentas de la empresa

Ser consciente de la liquidez a tiempo real, te permitirá tomar decisiones de forma eficiente.  Tener control sobre si hay suficientes fondos para pagos pendientes (de impuestos o de proveedores),  si te han ingresado algún trabajo pendiente de abonar, o si te han pasado alguna factura, te ayudará muchísimo.

Varios expertos, sugieren que parte del fracaso de muchos negocios radica en el desconocimiento de su estado financiero. Por ello, es muy importante estar al corriente y así evitar imprevistos. Por eso, es recomendable escoger una app que te permita tener todo el control desde tu móvil para poder consultar siempre tus datos estés donde estés.

6. Crea una cuenta para tu negocio

Contar con una cuenta solo para tu negocio es muy útil, ya que te permitirá ahorrar tiempo a la hora de gestionar la contabilidad. Mezclar los gastos personales con los profesionales en una única cuenta genera confusión. Lo más habitual es que te cueste diferenciar entre los gastos personales y los de tu negocio. Por ello, tener una cuenta corriente solo para tu actividad profesional es la mejor opción. Además, los bancos ofrecen muchas ventajas a los trabajadores por cuenta propia.

Con las facturas digitalizadas, el balance en mente, y si has seguido tu agenda, podrás dedicar tu tiempo a otras tareas. Por ejemplo, podrás atender mejor a tus clientes. Incluso, podrás tener más tiempo libre. Lo más importante es que seas tú quien decida en qué quieres invertir ese tiempo, y no tus obligaciones.