Cómo ahorrar en 2021 si eres autónomo

psisternas -

Reducir gastos. Este es el objetivo de cualquier empresa, pero es todavía más importante cuando eres autónomo. Nuestros ingresos oscilan mes a mes, pero tenemos unos gastos que cubrir y tratar de ahorrar en ocasiones es misión casi imposible. Por suerte, tenemos una serie de trucos para ahorrar si eres autónomo que te ayudarán a minimizar los gastos y aumentar el colchón de cara a los imprevistos que puedan surgir en el futuro.


Ahorrar gastos siendo autónomo

wichayada suwanachun || Shutterstock

Claves para elegir en qué gastos del autónomo ahorrar

El primer paso para ahorrar es saber en qué gastamos... y qué ingresos tenemos. Nunca está de más pasar un día con un Excel -o papel y boli, si eres de los clásicos- anotando todos los gastos del negocio y los ingresos que obtenemos. Clientes, beneficios que genera, proyecciones a tres, seis, doce meses... Esto nos ayudará a identificar desde los gastos fijos (impuestos, cotizaciones) hasta los gastos hormiga. Si sabemos en qué gastamos, nos será más fácil saber dónde ahorrar.

1. Ahorrar en el espacio de trabajo

Uno de los espacios donde más se puede ahorrar es la oficina. ¿De verdad la necesitas? No solo se paga el alquiler del local, también hay unos gastos asociados -luz, agua, teléfono, limpieza- que suponen un importante gasto a fin de mes. Por eso, cada vez son más los autónomos que deciden cambiar la oficina por el trabajo desde casa. Si esta opción no te convence, siempre puedes acudir a un espacio de coworking. Es mucho más económico que alquilar la oficina, y tienes todas las facilidades que necesitas.

2. Gastos que puedes desgravarte

Si trabajas desde casa, presta atención a los gastos que puedes desgravar. La luz, el teléfono o internet pueden ser una importante fuente de ahorro. Contar con un asesor financiero que te ayude a ello siempre es un plus. Aunque parezca un gasto más, acaba siendo rentable y tienes la tranquilidad de que te deduces aquello que debes. ¿Cuántos autónomos no se deducen estos gastos por miedo a sanciones por incluir gastos no deducibles? Un buen asesor fiscal, laboral y contable te ayudará a ahorrar dinero y problemas.

3. Optimizar el gasto en teléfono y electricidad

¿Necesitas una línea fija en la oficina? La mayoría de autónomos son capaces de sobrevivir con su teléfono móvil, y ese es un gasto que podemos reducir. Lo mismo pasa con el internet. Por muy bien que suenen 500 megas de fibra óptica, muchas veces resulta suficiente una conexión menos potente pero más económica. Situación idéntica a la de la factura de la luz. Reducir ligeramente la potencia puede suponer un importante ahorro.

4. Gastos en herramientas que valen la pena

Otro de los trucos de los autónomos para ahorrar es que tampoco podemos perder de vista los programas informáticos. Seguro que más de una vez has oído hablar del software libre, programas gratis que ofrecen las mismas funciones que las alternativas de pago más populares.

5. Gastos que pagas al no contar con prestaciones de los autónomos

Reducir los gastos hormiga es otra forma de ahorrar, lo mismo que acudir a las ayudas para autónomos. Las bonificaciones de las cuotas o de tasas, ayudas directas y otro tipo de prestaciones contribuyen considerablemente a reducir los gastos que soporta el colectivo. No hay que perderlas de vista.

6. Comisiones de productos financieros

Por último, para ahorrar este año si eres autónomo, hay que fijarse en los gastos bancarios y de financiación. Seguro que tu banco tiene una cuenta especial para autónomos, que entre otras cosas elimine las comisiones cada vez que haces una transferencia para el pago a proveedores o trabajadores. Tratar de reducir esas comisiones puede ser una excelente fuente de ahorro. Si necesitas un préstamo para que el negocio crezca, evita endeudarte hasta el punto en que no puedas devolver el dinero. Controlar la deuda hoy es un gran ahorro para mañana.

La suma de estos pequeños gestos puede suponer un importante ahorro a fin de mes. Al fin y al cabo, el ahorro se consigue reduciendo un poco de aquí y otro poco de allá.

¿Te ha servido de ayuda?