10 Novedades sobre la nueva Ley de Startups para emprendedores

psisternas -

El pleno del Congreso de los Diputados han aprobado, con 317 votos a favor y 25 votos de abstención, después de un año (ya que fue presentada en julio de 2021) la nueva Ley de Startups. Una ley muy esperada, especialmente por los emprendedores y que afecta a muchos autónomos. Sin lugar a dudas, la posibilidad de acogernos a las ventajas fiscales de tres proyectos distintos como máximo -ya sea de forma simultánea o consecutivamente- y la exención de tres años en el pago de las cuotas de autónomos es lo más destacado, pero la nueva Ley de Startups incluye otras novedades que deberías conocer. Durante todo el proceso que ha durado la aprobación de la nueva ley se han presentado más de 80 enmiendas diferentes con el fin de mejorar la ley inicial que afecta a empresas emergentes con ciertas características y requisitos necesarios estipulados para ser consideras StartUps.

Claves nueva ley startups

wutzkohphoto || Shutterstock

Así funciona la nueva Ley de Startups, primera en Europa

Lo primero que debemos mencionar de la Ley de Startups es el protagonismo que otorga a ENISA, la Empresa Nacional de Innovación. ENISA será la única encargada en decidir si una empresa es una startup o no, y como tal se puede acoger a este Ley. Esta empresa pública actúa como ventanilla única. Lo que no aclara la nueva normativa es la definición de “carácter innovador”, una condición indispensable para acogerse a la Ley de Startups. Según la normativa, una orden ministerial será la encargada de definir este concepto. Esta nueva ley de Startups es la primera que se enfoca al 100% y de forma específica a crear y mejorar un ecosistema emprendedor innovador y fuerte en Europa.

Esta nueva ley fue impulsada por el Ministerio de asuntos económicos y transformación digital de España a través de la Secretaría de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial y gracias a ella, el país se sitúa como cabeza de vanguardia de Europa en cuanto al desarrollo de un sistema de emprendedores innovadores. Esta ley ayudará a España a atraer y recuperar el talento y el capital internacional y crear un ecosistema financiero con una larga trayectoria gracias a aumentar el emprendimiento en el país.

La ley de Startups junto a la nueva Ley Crea y Crece y a la Ley concursal forman parte del conjunto de cambios y formas de mejorar el sistema de negocios de España. Estas 3 leyes son tres grandes objetivos dentro de la Agenda Digital de España 2026, la cual marca la hoja de ruta que seguirá el país durante la actual legislatura.

¿Qué empresas pueden acogerse a la Ley de Startups?

Y... ¿quién podrá acogerse a la Ley de Startups? El primer requisito es que la empresa tenga la sede social y más del 50% del empleo en nuestro país. Además, debe tener una existencia máxima de cinco años -siete en los sectores de la biotecnología y la industria- y no estar cotizadas ni haber repartido dividendos. La última condición para acogerse a la Ley de Startups es facturar menos de cinco millones de euros. Cualquier empresa que cumpla con estos cuatro requisitos podrá aprovechar los beneficios fiscales de esta ley.


Cabe recalcar que cualquier empresa que solicite acogerse a la nueva ley y no reciba respuesta por parte de la administración del estado, adquirirán la nueva condición por silencio positivo a partir de los 3 meses desde la demanda de esta.

¿Quién decide que empresas pueden acogerse a la ley?

La Empresa Nacional de Innovación S.A "ENISA" será la encargada de certificar que StartUps se ajustan a las normas.

Aun con la gran experiencia de ENISA y sus técnicos a la hora de valorar el emprendimiento de empresas de carácter innovador, e intentado mediante ello prevenir posibles cuellos de botella, se ha permitido a la Empresa Nacional de Innovación S.A establecer vínculos con otras entidades colaboradoras para lo relativo a las tramitaciones, gestión documental, difusión y seguimiento de la solicitud del procedimiento.

Entre los criterios que ENISA utilizará para valorar las empresas podemos encontrar:

  • Grado de innovación
  • Grado atractivo de mercado
  • Fase de vida de la empresa
  • Modelo de negocio-escalabilidad
  • Volumen de clientes
  • Competencia

Objetivos de la nueva ley de Startups

Dentro de la nueva ley de Startups queda recogido que tipo de empresas emergentes se pueden considerar Startups como tal y, por lo tanto, podrían aprovecharse de las ventajas fiscales que esta ley promueve. 

Entre los objetivos y claves principales de la Ley de Startups encontramos:

  1. Atraer al talento humano tanto nacional como internacional y estimular la inversión en empresas de nueva creación
  2. Aumentar los incentivos para los emprendimientos en cadena (emprendedores y empresarios que empiezan el lanzamiento de un proyecto tras haber hecho otro)
  3. Iniciar proyectos piloto en el entorno rural que potencien el emprendimiento
  4. Agilizar las tareas administrativas de reconocimiento de Startups creando una ventanilla única y telemática para la certificación (ONE)
  5. Mejorar la colaboración activa entre las empresas emergentes y las ya establecidas Pymes y grandes empresas
  6. Impulsar la Investigación, el desarrollo y la innovación (I+D+I)
  7. Crear un visado especial para nómadas digitales, ya sean autoempleados o empresarios
  8. Atraer, retener y recuperar el talento nacional e internacional
  9. Aumentar a 2 años el visado de permanencia de los estudiantes extracomunitarios que hayan acabado sus estudios con el fin de trabajar
  10. Crear un sandbox o entorno de pruebas para que la Startup pueda probar su innovación durante un año en un entorno controlado, conociendo así su grado de viabilidad y de innovación tecnológica.
  11. Quitar la obligatoriedad de obtener el NIE para los inversores no residentes en el país, exigiendo solamente el número de identificación fiscal (NIF) y los costes derivados de los aranceles notariales y registrales.

Beneficios fiscales de la nueva Ley de Startups

A continuación te presentamos las principales novedades de la Ley de Startups. Las cuatro primeras son medidas relacionadas con los beneficios fiscales a los que pueden acogerse las startups y proyectos, se crean dos nuevos organismos públicos y tenemos una serie de medidas para simplificar los trámites burocráticos:

  1. Rebaja en el Impuesto de Sociedades: se mantiene la rebaja del 25% al 15% durante los cuatro primeros ejercicios de vida de la startup desde que la base imponible sea positiva
  2. 3 años sin cotización: si el emprendedor compagina su startup con un trabajo por cuenta ajena, los tres primeros años no deberá cotizar como autónomo
  3. El periodo de tiempo para considerar a una empresa de reciente creación pasa de los 3 a los 5 años, llegando a los 7 dependiendo del sector, como es el caso de la industria o las biotecnológicas.
  4. Stock options: las opciones sobre acciones tributarán solo cuando sean vendidas y quedarán exentos de tributar los primeros 50.000€
  5. Inversiones hasta 100.000€: se eleva al 50% el tip0 de deducción, con un tope de 100.000€, las inversiones realizadas en las empresas de nueva creación
  6. Dos nuevos organismos públicos: por una parte, la ventanilla única para el emprendedor dará acceso a ayudas e información; por otra parte, el Foro Nacional de Empresas Emergentes pretende fomentar el diálogo dentro del sector
  7. Sandbox regulatorios: se impulsan los entornos de prueba para que se puedan incorporar nuevos modelos de negocio
  8. Fin de la obligación de pagos fraccionados, tanto en el Impuesto de Sociedades como en el de No Residentes
  9. Supresión de aranceles notariales para la creación de la nueva empresa
  10. Inversores extranjeros: por una parte, se suprime la obligación de que obtengan un Número de Identificación de No Residente. Por otra parte, podrán operar con un NIF, eliminando la necesidad de sacarse el NIE para hacer una inversión aislada
  11. Visados especiales: dirigidos a emprendedores y trabajadores de empresas extranjeras que se quieran instalar en España

¿Cuándo entrará en vigor la ley de Startups?

Hay que tener en cuenta que, a pesar de la incertidumbre generada por la situación derivada de la pandemia de la COVID-19, la inversión en startups no deja de batir récords. En 2021 se invirtieron más de 3.000 millones de euros, triplicando de largo el récord de 2018. Con la aprobación de esta Ley, el gobierno pretende incentivar la creación y el desarrollo de este tipo de empresas y proyectos innovadores en nuestro país.

La Ley de Startups entrará en vigor de forma legal en enero de 2023.