Ser autónomo en España, ni tan barato ni tan fácil, según Forbes

Ser autónomo en España no parece que sea tan barato ni tan sencillo. Esta conclusión se desprende de de un informe publicado por la revista Forbes en la que analiza los costes de ser autónomo en diferentes países del mundo. Una lista en la que el sistema español no sale bien parado. Aunque si bien es cierto, que el ranking no puntúa a España por lo que sería dificulta conocer con exactitud qué posición ocuparía nuestro país.

Ser autónomo en España según forbesDentro de los países analizados, la primera posición la ocupa Francia. Entre los motivos que la revista cita se encuentra la existencia de cuotas diferentes dependiendo tanto de la profesión como de las ganancias o que por ejemplo, los profesionales por cuenta propia no deben pagar ninguna cuota durante el primer año de actividad. Además, ser autónomo en Francia tiene otras ventajas, entre las que se incluyen el derecho gratuito a asistencia sanitaria, jubilación, incapacidad temporal o pensiones.

El segundo lugar de esta lista lo ocupa el Reino Unido. Además de no tener que realizar declaraciones trimestrales de IVA, ya que se paga al final del periodo fiscal dependiendo de las ganancias, la publicación económica destaca que los autónomos ingleses pagan una cuota que oscila entre los 13 y 58 euros mensuales. Una cantidad bastante inferior a los 260 euros que un autónomo paga en España si cotiza por la base mínima y no puede acogerse a ninguna bonificación o reducción de la cuota.


El tercer puesto lo ocupa Italia, que comparte características similares con el sistema inglés, seguidas de Portugal y Holanda.

La sorpresa no sólo la da España, sino también Alemania. Trabajar por cuenta propia no es barato en el país teutón, ya que los profesionales deben pagar una cuota de 140 euros al mes siempre que se superen los 1700 euros limpios de ingresos al mes y se deben pagar su propio seguro médico (unos 150 euros mensuales). Según Forbes ser autónomo en Alemania no ofrece muchas facilidades como ocurre en otros países.

A pesar de todos los cambios que se han hecho en España a raíz de la Ley de Emprendedores o la Reforma fiscal 2014, lo cierto es que ser autónomo en España no es tan económico como en otros países y los impuestos que se pagan son muy superiores. Esta lista así lo demuestra.