Los autónomos aumentan en todas las comunidades durante 2014

Todas las comunidades autónomas españolas, además de Ceuta y Melilla, vieron aumentar el número de trabajadores autónomos  inscritos en la Seguridad Social durante el primer semestre del año. La encargada de liderar esta clasificación es Baleares, con una subida del 12,2% y un incremento de 9.428 trabajadores respecto a diciembre de 2013.aumentan_autonomos_en_todas_comunidades

Nuevas altas de autónomos por comunidad autónoma

Se trata del mayor aumento de altas de autónomos en un semestre desde el comienzo de la crisis. Se han triplicado las cifras del año pasado, cuando el número de trabajadores por cuenta propia había aumentado en 17.624 emprendedores. Baleares fue la comunidad más destacada en esta recuperación, seguida por Murcia y Andalucía, que presentaron unos incrementos del 3,3% y del 3,1%. A continuación les siguieron Comunidad Valenciana (2,5%), Extremadura (2,4%) y Madrid (1,8%).

En el lado opuesto de la balanza aparecen País Vasco y La Rioja como comunidades con menos ascensos durante los seis primeros meses de 2014. En concreto con un 0,3% y un 0,9%, respectivamente. En términos absolutos hay que decir que cuatro comunidades concentraron el 63% de las altas autónomos, que son Andalucía (14.652), Cataluña (9.509), Baleares (9.428) y Comunidad Valenciana (8.024).


En el capítulo de provincias solo hay que lamentar descensos en el capítulo de autónomos en Guipúzcoa y Lleida. En la primera hubo 201 emprendedores menos y en Lleida 74. En el resto del país hubo un crecimiento considerable, con Baleares a la cabeza con un 12,2%, seguida de las provincias andaluzas de Málaga y Cádiz con un 4,6% y un 4,3%. A continuación se encuentran Girona (3,8%), Alicante (3,8%), Huelva (3,7%) y Murcia (3,3%).

El ritmo de creación de empleo autónomo femenino fue muy superior al registrado por los hombres. El número de negocios regentados por mujeres creció en un 2,6% durante el primer semestre, mientras que en el caso de los varones la subida fue del 1,9%. En términos absolutos hay que decir que las mujeres representaron cuatro de cada diez nuevas altas, es decir 27.737, frente a los 37.669 de los hombres.