Casi la mitad de las nuevas afiliaciones fueron de autónomos

Casi la mitad de las nuevas afiliaciones a la Seguridad Social fueron de autónomos, en concreto el 46%. Durante el último año se incrementó en 20.207 el número de trabajadores por cuenta propia, según un estudio confeccionado por la Unión de Asociaciones de Trabajadores Autónomos y Emprendedores (Uatae).autonomos_afiliaciones_seguridad_social (1)

Al término del primer trimestre del año, los autónomos propiamente dichos, que son personas físicas sin tener ninguna forma de sociedad, alcanzaban los 1.915.734, algo más de 20.000 trabajadores respecto a hace un año. A todo ello hay que sumarle que el número de asalariados que fueron contratados por estos autónomos, alcanzando a finales de marzo la cifra de 776.830 personas, que representan 25.753 asalariados más que hace doce meses.


De esta manera, el número de autónomos y asalariados por estos creció en 45.960 trabajadores. Si tenemos en cuenta que el número de afiliados a la Seguridad Social creció en 99.907 personas, esto demuestra el importante papel de los trabajadores por cuenta propia, que suponen el 46% de las nuevas afiliaciones.

María José Landaburu, secretaria general de Uatae, valoró de manera muy positiva que los autónomos propiamente dichos, sin ser gerentes de una sociedad, incrementen también el número de trabajadores asalariados. No considera que el responsable de todo esto sea únicamente la tarifa plana de 50 euros para los autónomos. Detrás de todo esto se esconde una necesidad para atender la demanda, y es que la mayoría de las empresas han visto como aumentaba el consumo de sus productos y servicios.

Pese a esta ligera mejora, la propia Landaburu insiste en la necesidad de resolver los dos principales problemas que afectan a esta colectivo, que son la mejora de la demanda interna y el acceso al crédito en unas condiciones más favorables. Como acabamos de ver los autónomos se presentan como uno de los grandes motores de la recuperación de nuestra economía. Ahora necesitan de un pequeño impulso para que este crecimiento no se estanque.