Ahora que has saboreado las mieles de la aventura de emprender ya no quieres bajarte del barco, ¿verdad? Por supuesto ser autónomo conlleva una serie de peculiaridades con las que hay que saber lidiar para llevar con éxito esta aventura, pero a cambio consigues toda una serie de ventajas de las que un trabajador por cuenta ajena no disfruta, como por ejemplo la posibilidad de disponer de una jornada laboral más flexible –según el tipo de negocio que dirijas, por supuesto–, mayor capacidad para tomar decisiones en general, una estabilidad laboral considerablemente mayor si los números acompañan, etc.

money-man-ser-autonomo

Los autónomos saben muy bien que sus finanzas personales dependen directamente de cómo evolucione su negocio. Por eso, siempre es muy importante tener previstas una serie de herramientas a las que poder acudir cuando se nos presenta un imprevisto en nuestra empresa que se traduce en un mes con menos ingresos de lo habitual para nuestro bolsillo. Pues bien, entre estos recursos a los que acudir se encuentran los préstamos rápidos, que podemos solicitar a empresas como MoneyMan, y que nos salvan la papeleta en el último momento.

Imagínate que, de repente, tu automóvil se avería sin previo aviso. Si el coche es tu medio de trabajo habitual no puedes permitirte tenerlo aparcado demasiado tiempo. En estos casos es necesario repararlo cuanto antes y quizás esta avería no haya llegado en el mejor momento. Puede que no tengas ahorrado nada con lo que pagar la posible reparación o sí tengas ahorros, pero destinados a otros pagos igualmente importantes y que no puedes dejar de atender.

Por otro lado, es probable que tengas un ordenador portátil que compartes para la empresa y uso doméstico. En caso de que se te estropee, te quedarás sin una de tus principales herramientas de trabajo y también de ocio.

Tanto en un caso como en otro, un préstamo rápido puede ser nuestra solución. Puedes solicitarlo a través de internet de forma muy cómoda y sencilla, pero conviene tener presente que es una solución puntual a la que no debemos  habituarnos por varias razones. Las más importantes son:

  • Que al solicitar uno de estos préstamos rápidos, contratas unos intereses a pagar cuando lo devuelves, así que una vez reembolses el préstamo a la compañía que te lo prestó, la cantidad será más elevada (principal + intereses).
  • Que si no lo devuelves en los plazos convenidos con la agencia prestamista, ésta aplicará cargos en tu deuda diariamente, con lo que si te demoras mucho puedes llegar a acumular una devolución nada desdeñable.

Valorando estos aspectos es tranquilizador saber que puedes recurrir a estas ayudas para solventar cualquier urgencia de última hora que pueda afectar a tus finanzas, en especial tus finanzas personales.

  • ¿Quieres patrocinar Ser Autónomo? Infórmate aquí