La financiación es uno de los mayores problemas a los que se enfrentan autónomos y emprendedores, en muchas ocasiones casi sin importar si se trata de un único autónomo, una empresa de nueva creación o incluso, un negocio consolidado en el mercado. Muchas son las trabas con la que te puedes encontrar, especialmente si optas por recurrir a fuentes de financiación más tradicionales.

Sin embargo, no siempre necesitas un gran préstamo o puedes esperar a que todo el proceso burocrático del banco del el visto bueno. Por ello siempre es bueno contar con (o por lo menos tener en cuenta) los créditos rápidos, una de las opciones que puede ayudarte a dar a tu negocio el empujón que necesitay además en muchas ocasiones puedes solicitarlo cómodamente a través de Internet.

créditos expres autónomos

En un momento en el que el sector se ha visto sacudido por una importante crisis de crédito, muchos autónomos y pequeñas empresas han tenido que pasar por serias dificultades, especialmente al principio de la crisis, cuando el auge de estas nuevas formas de financiación no era tan palpable en el mercado ni se habían erigido como una alternativa real crédito tradicional.

Pero, ¿cuáles son las verdaderas ventajas para autónomos y emprendedores de las nuevas formas de financiar una empresa? Tal y como señaló hace unos meses el economista Jose María Casero, en una entrevista en un importante diario económico, estas nuevas formas de financiación son fácilmente accesibles, especialmente en el caso de los créditos participativos. Sin embargo, no siempre se consigue la cifra necesaria, retrasando el proyecto o incluso llegando a paralizarlo.

En ese aspecto, otros expertos destacan la importancia de otras formas de financiación como los créditos rápidos o  exprés, que pueden salvar a más de un autónomo de un apuro, como por ejemplo pagar la cuota a la seguridad social o hacer el ingreso de la declaración trimestral de IVA, cuando por ejemplo estás a punto de entregar a un cliente un proyecto o trabajo y no dispones de dinero en la cuenta hasta que te lo pague. Además, tanto los plazos para su reembolso son muy cómodos y los importes, dependiendo de la cantidad solicitada, no suelen ser cuantiosos.  Tu mismo puedes calcular el interés y las cuotas mensuales utilizando los simuladores que la mayoría de sitios ofrecen o bien, con otras calculadoras online.

En general, tanto si te estás planteando solicitar un crédito rápido por necesidad o para darle un impulso a tu negocio aumentando los recursos y lograr tus metas, lo más importante es que analices las necesidades de financiación de tu negocio para conseguir aquello que te propones.

  • ¿Quieres patrocinar Ser Autónomo? Infórmate aquí