¿Cómo puedes rentabilizar tus ahorros como autónomo?

Paula García -

Inversión y rentabilidad: Las claves para invertir tus ahorros

Fuente || Freepik

El mundo está en constante cambio. Puedes tener planes a largo plazo, pero siempre tienes que estar preparado para enfrentarte a las adversidades. Esto se intensifica si eres autónomo porque tu fuente de ingresos no es estable y cada mes puede haber mayores o menores ingresos.

Por ello, es importante saber sacar una rentabilidad a los ahorros y obtener así unos beneficios extra. Una de las maneras que está empezando a cobrar importancia es el trading y la inversión. Dentro de las finanzas, Forex es uno de los mercados en auge y existen una gran cantidad de herramientas para adentrarse en este mundo e invertir.

¿Qué es el mercado de Forex?

Forex es un mercado mundial y descentralizado en el que se negocian divisas. Este mercado nació con el objetivo de facilitar el flujo monetario que se deriva del comercio internacional y consiste en el intercambio de divisas. 

Este mercado es uno de los más activos del mundo, ya que se realizan operaciones de unos 5 billones de dólares de media en todo el mundo. La mayoría de las operaciones se realizan por motivos prácticos. Es decir, cambio de divisa por viajar a un país extranjero con otra moneda, por ejemplo. Sin embargo, también se realizan inversiones para obtener beneficios.


Una característica para tener en cuenta de este mercado es que el cambio de divisas es muy volátil. Esto es así porque las divisas cambian de forma continua. Esto puede otorgar un gran beneficio al inversor, pero también se ve aumentado de manera exponencial el riesgo.

Errores comunes de un ahorrador que quiere invertir

Si estás pensando en adentrarte en este mercado para invertir como autónomo, es esencial no caer en algunos errores:

Contratar una cuenta depósito

Lo primero que se piensa a la hora de adentrarse en el mundo de las inversiones es ganar dinero, pero con el menor riesgo posible. Los depósitos bancarios ofrecían la posibilidad de esto, únicamente cumpliendo una serie de requisitos y manteniendo el capital durante un periodo de tiempo determinado. A cambio, recibían una rentabilidad fija TAE. Lamentablemente, este tipo de inversión ha cambiado mucho a lo largo de los años y ya no es tan rentable como antes.

Invertir en un fondo de inversión

La primera opción por la que se suele optar para huir de las cuentas depósito son los fondos de inversión. La parte negativa es que estos productos de inversión no suelen ser rentables y 9 de cada 10 fondos dan resultados negativos.

Para ello, es esencial estudiar e investigar para encontrar una alternativa que proporcione beneficios sin un gran riesgo. Otro aspecto a destacar es que los fondos de inversión están destinados a obtener una rentabilidad a largo plazo.

Contratar fondo de inversión garantizado

Estos fondos de inversión, a diferencia de los anteriores, ofrecen una mayor seguridad al inversor porque proporcionan una mayor rentabilidad. Una de las mayores desventajas es que si el dinero se retira antes del plazo acordado, el inversor tendría que hacer frente a altas comisiones de gestión. Además, cabe destacar que la rentabilidad total del fondo suele ser bastante baja.

Delegar responsabilidades de tus inversiones

A la hora de invertir, puedes pensar en delegar esa tarea a un intermediario. No obstante, el intermediario o bróker cuenta con una serie de comisiones por la gestión de los activos y las inversiones. Por tanto, esto puede reducir tu rentabilidad a la hora de invertir.

Para solucionar esto, existen plataformas online que tienen una serie de bases de datos en las que puedes obtener toda la información del mercado en ese momento y permite elegir el mejor producto financiero para invertir. De este modo, podrás realizar tus propias inversiones sin contar con ningún intermediario y todo el beneficio será para ti.

Por tanto, como hemos visto, existen diferentes maneras de rentabilizar tus ahorros. Una de estas opciones es el trading online. Sin embargo, es muy importante no caer en errores y abalizar bien el mercado donde quieres invertir.