Cómo prevenir los impagos en un negocio

Paula García -

Cómo reducir los impagos de los clientes en tu negocio

Fuente || Freepik

Llevar un control de los cobros de los clientes en un negocio es un factor clave para garantizar el buen funcionamiento de la empresa. Según los datos de Cepyme, el 60% de las pymes se han enfrentado a facturas impagadas por parte de sus clientes.

Por tanto, agilizar el cobro de las facturas es un aspecto fundamental en cualquier empresa. En concreto, destacan los negocios de los autónomos, ya que puede acabar perjudicando a su rentabilidad y liquidez.


En este sentido, aplicar una serie de recomendaciones básicas será de gran utilidad para hacer frente a los impagos. Una de las soluciones más eficaces que se deben tomar dentro del área de contabilidad es la reclamación de deuda. Así que, ¡toma nota y evita las facturas impagadas en tu negocio!

Previene los impagos con estas claves

Si quieres mejorar la gestión de la empresa en el área de contabilidad, puedes aplicar los siguientes consejos para reducir la aparición de impagos por parte de los clientes:

Empieza por reclamar las deudas pendientes

Lo primero que debes hacer al detectar que una factura no se ha pagado en el tiempo de cobro estipulado es contactar con los clientes. Sin embargo, se trata de una labor que requiere de mucho tiempo y constancia.

En este caso, se puede recurrir a un servicio de reclamación de impagos, como el que proporciona Intrum. Cuenta con dos ventajas principales: es una solución rápida y eficaz para reducir los atrasos en los pagos y ayuda a no dañar las relaciones con los clientes.

Planifica una política de cobro

Determinar una política de cobro es imprescindible para acelerar el pago de las facturas en la empresa. Para ello, fija una serie de normas y condiciones en función de la estructura y de la capacidad financiera de tu negocio.

Evita plazos de cobro muy amplios

Por otro lado, evita establecer periodos de cobro muy elevados porque puede acabar generando un mayor retraso en el pago de las facturas. El plazo máximo de pago debe ser de 30 días naturales. Es decir, se incluyen tanto los festivos como los periodos de vacaciones.

Incluye diferentes modos de pago

Establecer diversos canales de pago será de gran ayuda para reducir la aparición de impagos. De este modo, los clientes podrán escoger aquella que se adapte a sus necesidades. Se recomienda, en este sentido, incluir pagos online como transferencias, bancarias y PayPal. 

Realiza un seguimiento a tus clientes

Otro aspecto clave es conocer los clientes con los que trabajas y hacer un seguimiento de cada uno de ellos. De este modo, podrás saber cuáles son los servicios que tienen contratados, analizar si tienen impagos y estudiar si han surgido ciertas incidencias. Con ello, se podrá determinar el perfil del cliente y saber cómo actuar.

Sé proactivo y controla la facturación de la empresa

Llevar un seguimiento de las facturas de los clientes permitirá responder con mayor rapidez ante una situación de impago. De este modo, podrás proceder cuanto antes y resolver la situación de forma ágil.

Plantilla Excel facturación y flujo de efectivo

Cómo actuar ante un impago

¿Cuál es el primer paso? Al detectar una deuda de un cliente, deberás contactar con él y recordarle que tiene una factura pendiente de pago. Posteriormente, deberás explicarle los pasos a seguir y el plazo que tiene para gestionar el pago.

Como autónomo, poner solución a los impagos y agilizar el cobro de facturas será esencial para que la empresa funcione de manera adecuada y no se generen problemas de solvencia dentro de la compañía. Así que, si has tomado nota, será el momento de aplicar estos consejos y poner fin a las deudas de los clientes.