Transportista autónomo: ¿cómo afrontar y gestionar la morosidad?

Ser transportista y autónomo implica afrontar una serie de obstáculos que no siempre se encuentran en la carretera. Cada vez son más los transportistas autónomos que denuncian situaciones de impagos de clientes, un problema que, a pesar de estar regulado por la Ley de Morosidad, se encuentra entre las principales causas de cierre de empresas de transporte en España.

Los trabajadores por cuenta propia del sector del transporte por carretera constituyen sólo un pequeño porcentaje de entre el importante volumen de pymes y autónomos que afrontan día a día uno de los grandes problemas de su negocio: la morosidad de sus clientes.

¿Qué leyes protegen al transportista autónomo contra la morosidad?

El trabajo del transportista autónomo en España se encuentra protegido bajo la Ley de Morosidad 15/2010,  que fija desde 2013 un marco regulatorio por el cual fija unos plazos máximos de pago en las operaciones comerciales de 60 días en el caso de la empresa privada y de 30 días en el caso de las Administraciones Públicas, a contar a partir de la entrega de los productos o prestación de los servicios.

Si eres transportista autónomo debes saber que, de acuerdo a la legislación vigente, existe un plazo máximo de pago de treinta días desde la fecha de prestación del servicio, ampliable a un máximo de sesenta solo si así lo establecen las partes. También tienes derecho a proceder a la enajenación de mercancías por impago y a la reclamación de las deudas.


Consejos para prevenir impagos en el sector del transporte

En la actualidad, cerca del  68% de los clientes de los transportistas incumplen los plazos de pago, que se sitúan en 89 días de media. Por ello, resulta imprescindible adoptar buenas medidas para prevenir situaciones de impagos en el sector del transporte.

A continuación, encontrarás una serie de consejos útiles para prevenir la morosidad en el transporte:

  1. Conoce el riesgo que entraña tu cliente: es decir, conoce de antemano la solvencia de tu cliente, en especial cuando el riesgo es lo suficientemente grande como para que, en caso de no pagarte, ello pueda repercutir negativamente en tu negocio.
  2. Insiste siempre que lo necesites: con la ley en la mano, debes saber que estás en tu derecho de reclamar tus deudas o de hacer una gestión profesional de cobro con empresas especializadas.
  3. Factura rápidamente y controla los plazos de pago: es muy importante que lleves la facturación al día y preparar las facturas nada más se tengan todos los documentos del porte que se exigen.

Pretium Gestión, empresa líder en derecho del transporte

pretium gestion¿Eres transportista autónomo y necesitas ayuda para gestionar tus facturas? Pretium Gestión es una empresa especializada en impagos de las empresas de transporte. Pone a disposición, tanto del pequeño transportista como del mediano y gran empresario, una cobertura jurídica completa con las herramientas necesarias para la defensa de sus intereses en la lucha contra la morosidad del sector.

El objetivo de Pretium Gestión es presionar al deudor para intentar el cobro de la deuda de forma extrajudicial, y si este sistema no funciona, reclamarían el impago por la vía judicial a través del proceso monitorio. Además, ofrece un foro de morosos en el sector del tranporte en su página web a través del cual cualquier transportista autónomo podrá denunciar los impagos y resolver sus dudas sobre cualquier asunto relativo a la cobertura jurídica de su profesión.