Cómo montar un negocio de mantenimiento informático

Paula García -

Principales pasos para crear una empresa de informática

Fuente || Freepik

La capacidad de configurar una placa base de un ordenador o colocar una CPU son habilidades muy valiosas. Por tanto, las personas que tienen esos conocimientos y capacidades técnicas pueden convertirse en profesionales con una gran demanda.

Pero, ¿qué ocurre con los expertos en tecnología que quieren emprender y ser sus propios jefes? En caso de que tengas un don para reparar aparatos electrónicos, montar un negocio de reparación de ordenadores puede ser un paso fundamental en tu carrera.

Sin embargo, no debes tomar esa decisión a la ligera. Para tener éxito, primero tienes que elaborar un plan de negocio, asegurar la financiación más adecuada y realizar los trámites necesarios para crear una nueva empresa de informática. ¡Toma nota de los pasos a seguir!

7 pasos para montar una empresa de informática

Si crees que estás preparado para abrir tus puertas y ofrecer tu experiencia tecnológica a los clientes, puedes seguir los siguientes pasos para lanzar con éxito tu negocio de reparación de ordenadores. ¡Toma nota!

1. Plan de negocio

Un plan de negocio será la piedra angular de tu pequeña empresa, tanto si diriges un servicio de reparación de ordenadores portátiles desde casa como si lo haces en una gran empresa con varios empleados.

Para elaborar y redactar un plan de negocio, debes incluir las diferentes ideas para poner en marcha el nuevo negocio y también los planes sobre cómo crecerá y cómo se adaptará en el futuro.

2. Fuentes de financiación

Tu plan de negocio debe incluir una estrategia para financiar los costes de puesta en marcha y los gastos operativos de la empresa hasta que sea rentable. Algunas opciones de financiación son los préstamos para pymes y pequeñas empresas, la asociación con inversores externos y el crowdfunding.


Cada una de estas opciones conlleva ciertos riesgos. Por ejemplo, las tarjetas de crédito suelen tener tipos de interés elevados en comparación con otros préstamos para empresas. A su vez, pedir dinero prestado a amigos y familiares puede acabar dañando las relaciones personales si el negocio fracasa.

Por esta razón, debes intentar escoger una fuente de financiación adecuada y el capital que sea realmente necesario para tu negocio. De esta manera, podrás centrarte en el desarrollo de la compañía en lugar de hacer frente a una deuda elevada durante los primeros años de actividad.

3. Gastos iniciales

Al iniciar un negocio de reparación de ordenadores, es importante tener en cuenta los gastos iniciales que deberás cubrir:

  • Comprar tus propias herramientas de trabajo como llaves Torx, destornilladores, tornillos, pinzas, lupas y equipos informáticos, entre otros elementos.
  • Alquilar un local
  • Registrar tu negocio de forma legal.
  • Pagar las certificaciones profesionales, las licencias comerciales y la formación.
  • Materiales de marketing, como tarjetas de visita, folletos y anuncios en línea.

Además de estos costes de puesta en marcha, también es esencial tener un capital de emergencia por si surge algún imprevisto. Esto aportará cierta flexibilidad a medida que la empresa crezca, ya que con este dinero se pueden cubrir los gastos del negocio durante los meses en los que no alcances tus objetivos de facturación.

4. Servicios que vas a ofrecer

Decide los servicios de reparación que quieres ofrecer. Algunos de ellos pueden ser la reparación general de aparatos electrónicos, actualización de hardware, eliminación de virus, recuperación de datos u otros servicios.

También debes tener en cuenta los sistemas operativos con los que vas a trabajar, ya que hay diferencias considerables entre las reparaciones de un ordenador con Windows XP o Windows 7 y los ordenadores con una distribución de Linux o una versión de Mac OS X.

5. Precio de los servicios

Puede ser tentador ofrecer precios asequibles. Sin embargo, ten cuidado y no fijes costes por debajo del mercado, puesto que puede ser contraproducente para la empresa. Y es que, en este caso, los clientes esperarán que los precios se mantengan bajos, lo que hará más difícil aumentar tus tarifas en el futuro. Además, corres el riesgo de ser visto como la opción más barata en lugar de la que ofrece una buena calidad.

Para ello, primero investiga las tarifas de otros talleres de tu zona y fija tus precios en consecuencia. Deberías aspirar a seguir la misma línea que los precios que cobra tu competencia, teniendo siempre en cuenta los gastos de los materiales y los del propio negocio.

6. Clientes objetivo

Decidir quiénes son tus clientes objetivo te ayudará a comprender mejor tus necesidades y qué puedes ofrecer a los usuarios como empresa. Por tanto, el plan de negocio debe incluir una investigación sobre el perfil de los clientes y una estrategia para acceder a ellos.

7. Estrategia de marketing

Dar a conocer la nueva empresa es otro de los aspectos que no deben faltar en un plan de negocio. Para ello, se debe incluir una estrategia de marketing junto con un plan de acción y un presupuesto. Puedes considerar la posibilidad de asistir a eventos de netwoking, crear un sitio web, tener presencia en las redes sociales y hacer campañas de email marketing para promocionar tu página web.

Abrir un negocio de reparación de ordenadores te permitirá ganarte la vida al tiempo que prestas un valioso servicio a las empresas y a los clientes particulares que no pueden reparar sus problemas informáticos por sí mismos.