Pasos para montar una tienda física como autónomo

psisternas -

Abrir tu propio negocio es muy estimulante, pero puede llegar a ser agotador. Para hacer que tu tienda física empiece a funcionar antes debes cumplir con una serie de pasos, especialmente con los trámites burocráticos. El primer paso para abrir una tienda física es tener una buena idea, y a partir de ahí desarrollar tu plan de negocio y cumplir con los diferentes requisitos legales antes de subir la persiana y comenzar a operar. Vamos a ver cómo abrir una tienda física paso a paso siendo autónomo.


Pasos para abrir una tienda física como autónomo

Rawpixel.com || Shutterstock

Cómo abrir una tienda física

Vender productos físicos en tu ecommerce es diferente a venderlos en una tienda física, dado que no es lo mismo que vender por Internet que necesitas un local, permisos y otras cuestiones para ganar clientela.

Recuerda que para poder abrir tu tienda física, necesitas darte de alta como autónomo. Pero antes de llegar a este punto, podemos cumplir con los primeros pasos y ahorrarnos una o dos mensualidades de la cuota de autónomos. Este es el camino que te llevará a abrir tu propia tienda:

  • Análisis de zona y negocio: damos por sentado que tienes una idea de negocio como autónomo. Toca analizar la zona donde quieres abrir la tienda, el perfil de clientes y la competencia. Esto te permitirá diferenciarte de los competidores, ofrecer una propuesta única acorde al nivel de los potenciales clientes.
  • Selección del local: presta atención a aspectos como el tamaño, iluminación, antigüedad del local, escaparate, ubicación... Deben cumplir con las exigencias de tu negocio. El estado del local juega un papel clave, pues una vez comprado deberemos adaptarlo a nuestras necesidades.
  • Trámites legales del local: ahora que tenemos el local, no es lo mismo montar un bar, que una tienda que una farmacia, es el momento de acudir al Ayuntamiento de nuestro municipio en busca de la Licencia de Actividad y/o Licencia de Apertura. Según el tipo de negocio, pueden exigirte un estudio de impacto acústico o plan contra incendios. No olvides cumplir con las medidas higiénicas locales. Si hay que hacer obras, necesitarás licencia de obras.
  • Nuestros trámites legales: tú también debes cumplir con una serie de trámites con la Seguridad Social (alta como autónomo, alta del centro de trabajo), Agencia Tributaria (IAE, CIF de empresa, alta en el censo de empresarios, profesionales y retenedores) o registro mercantil (inscripción de la sociedad, libros contables, de actas, socios, etc.).
  • Comprar el equipamiento para la tienda: por una parte, compraremos el material decorativo. Por otra parte, nos haremos con el hardware necesario para la tienda. Estanterías y muebles bajos para que luzca la mercancía, un terminal TPV para gestionar las ventas... Lo ideal es hacer incluir una partida en el presupuesto inicial para este punto, y no salir del mismo.
  • Producto y proveedores: prácticamente solo nos falta llenar la tienda de mercancía. Por eso otro de los pasos para montar una tienda física como autónomo es buscar proveedores. Los puedes buscar locales o incluso de otros países pues pueden ser fuente de inspiración, u ofrecernos productos exclusivos.
  • Búsqueda de vendedores: lo ideal es que seáis dos personas en la tienda, pues la caja nunca debería quedar sola y es necesario que haya alguien atendiendo a los compradores. Partiendo de esta premisa, podrás calcular cuántos vendedores necesitas, los turnos que quieres hacer, cómo se van a organizar, el coste de cada empleado, etc.
  • Una buena inauguración: la fiesta de inauguración es la mejor forma de darte a conocer entre el vecindario, que no deja de ser tu público potencial. Antes de la inauguración, puedes probar con familia y amigos. El primer día de apertura puedes ofrecer algún tipo de promoción o descuento a los asistentes, la mejor forma de empezar vuestra relación con buen pie.

Todos los comienzos son difíciles, y lo más seguro es que el de tu tienda física no sea una excepción. Ahorra todo lo que puedas para poner en marcha el negocio, y no escatimes en esfuerzo. Si de verdad quieres que el negocio triunfe, debes dedicarle horas y horas. Se trata de una inversión muy importante, y si no tenemos la motivación adecuada difícilmente triunfaremos.

¿Te ha servido de ayuda?