Claves para elegir el mejor embalaje para tu e-commerce

Ruth Ruiz Orenga -

Ideas para embalar los productos de tu tienda online.

Photographee.eu || Shutterstock

¿Tienes un negocio y no sabes cómo enviar tus pedidos? Hoy en día, muchas empresas venden por Internet. Por ello, el embalaje apropiado es clave para que el producto llegue en perfectas condiciones. Cuando tienes un negocio, buscas la mejor calidad para el cliente. De ahí la necesidad de embalajes que se adapten al producto. Si no sabes cuáles son los más convenientes, aquí tienes algunas claves para elegir el mejor embalaje para tu e-commerce. Toma nota porque van a ayudarte a minimizar los costes de tu presupuesto, reducir incidencias y dar una mejor imagen.

Cómo elegir el mejor embalaje

La imagen es importante, ¡por supuesto! No suele quedar profesional recibir un paquete que está mal cerrado o en malas condiciones. Dice mucho de la empresa que lo ha enviado. Además, puede convertirse en el sello de identidad de tu e-commerce y proporcionar información sobre el producto. En definitiva, un embalaje inteligente te hará evitar dolor de cabeza con tus clientes. Además, si es apropiado, supondrá un verdadero ahorro en costes.


Como hemos dicho anteriormente, un producto bien embalado y con una estética llamativa atrae al consumidor. Sin embargo, un factor aún más relevante es la protección. La finalidad es que el producto llegue con la máxima calidad al destinatario. En consecuencia, si se trata de un artículo delicado, no podemos permitir que se envíe en una caja sin protección. Esto supondrá que pueda llegar roto, astillado o en malas condiciones.

Qué material elegir para tu embalaje

Es crucial tener en cuenta el acondicionamiento interno. Puedes optar por un embalaje desde cartón, madera, plástico o hasta metal, si fuera necesario. A veces, este factor pasa desapercibido, pero es un hecho a tener en cuenta. De este modo, evitarás el deterioro del artículo. Indudablemente, la mayoría de los embalajes son de cartón ya que es económico y ligero. Por ello, ten en cuenta de que existen varios tipos de cartón, con varias capas, etc. En resumen, ajusta el material al producto.

Tipos de embalajes

Nos adentramos en el mundo de los embalajes, ¡es infinito! Cuenta con una amplia variedad de posibilidades que en muchas ocasiones desconocemos. Según https://www.embaleo.es, la clave es personalizar al máximo el embalaje al producto que se va a enviar. Te mostramos algunos ejemplos:

  • Caja de cartón de canal simple. Las idóneas para realizar Con un coste asequible.
  • Caja de cartón con plástico burbuja. Es el embalaje más común. Debe utilizarse siempre y cuando el producto no sea extremadamente frágil. Además, el plástico de burbuja se colocará alrededor del artículo a modo de protección.
  • Caja de cartón duro con poliespán. Se trata de un embalaje con una mayor protección que suele transportar artículos delicados. El poliespán, al ser un material relativamente duro, protege de posibles golpes.
  • Un clásico que no puede faltar. Se utiliza con artículos de pequeño tamaño. De este grupo, los mejores son los sobres acolchados. Estos ofrecen una protección adecuada con el plástico burbuja. Al tratarse de un embalaje más pequeño supondrá un coste menor.
  • Embalajes para botellas. Se trata de artículos frágiles que requieren una buena protección. De ahí la necesidad de cajas de cartón dividas en secciones para separar las botellas. De este modo evitamos que se rompan.

Estos son algunos ejemplos, la variedad es enorme. ¡Compruébalo por ti mismo!

En definitiva, el embalaje junto con el servicio de transporte es lo que hará destacar tu identidad visual y mejorar la relación con tus clientes. Por ello, si adaptas el tipo de embalaje al tipo de producto que vendes, reducirás costes e incidencias con tus clientes. Como puedes observar hay un mundo de posibilidades que le proporcionarán a tu negocio un toque de distinción. Recuerda que la calidad que proyectas con tu e-commerce es muy importante a la hora de captar nuevos clientes. ¡Que no se te escape ni un detalle!

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No