Consejos para elegir una base de cotización

Cualquier trabajador autónomo ha de tener en cuenta una serie de consejos que pueden serle de gran utilidad en el momento de elegir una cotización referente a la seguridad social.

Si eres menor de 40 años, los más conveniente desde un punto de vista económico es que cotices por la base mínima, y conforme te vayas acercando a los 42 y por lo tanto a tu jubilación vayas aumentando tu base de cotización.

¿Qué cotización debo elegir?

Si vas a darte de alta como autónomo por primera vez, te aconsejamos que elijas la tarifa plana de 50 euros para trabajadores autónomos. Esta tarifa te permitirá estar más tranquilo con el cumplimiento de tus obligaciones, ya que los inicios son complicados. Además si eres menor de 30 años en el momento del alta, entonces podrás acogerte a una reducción del 30% como bonificación especial por ser autónomo joven.

¿Qué cotización debo elegir?

Cabe recordar que los trabajadores autónomos son libres para elegir las bases de cotización que deseen, siempre y cuando se elija una cotización que se encuentre dentro de los límites de cotización máxima y mínima establecidos para ese año en los Presupuesto Generales del Estado. Debes tener en cuenta que si deseas cotizar para cubrir accidentes de trabajo el aumento de la cotización depende, lógicamente, del tipo de trabajo que desarrolles.


Las bases de cotización elegidas determinan las cuotas de los autónomos que deben pagar mensualmente como trabajadores. Por ello, podemos pensar que cotizar por la base mínima es una ventaja ya que pagamos la cuota mínima y obtenemos un mayor rendimiento de nuestro trabajo. Sin embargo, existen una serie de problemas de cotizar por la base mínima que hacen referencia a los posibles casos de enfermedad o invalidez del trabajador, y a la jubilación de los trabajadores autónomos, que depende directamente de la cotización realizada durante la vida laboral.

También debemos tener en cuenta a la hora de elegir una base de cotización, que de ella también dependerá los ingresos que percibiremos del paro de los autónomos en caso de que cese la actividad laboral.

La edad de jubilación está aumentando hasta los 67 años y el cómputo para el cálculo de la pensión de jubilación está pasando de 15 a 25 años. Por ello, es conveniente que a partir de los 42 años (25 años antes de jubilarte), vayamos aumentando las bases de cotización elegidas, si queremos conseguir una pensión de jubilación aceptable. Si no posees unos ingresos tan altos como para cotizar por la base máxima, si que es es recomendable que realices una cotización acorde a los ingresos que se han obtenido.

También en el caso de los autónomos, los incentivos para prolongar su vida laboral serán  los mismos que para el caso de un trabajador asalariado. Si está próximo a su jubilación, es recomendable que sigas algunas recomendaciones para cobrar una pensión más alta que le permita disfrutar de un retiro profesional con unos ingresos que le permitan llevar una vida cómoda.