Los parados que se hagan autónomos en Madrid recibirán hasta 2.500 euros

El Gobierno de la Comunidad de Madrid parece dispuesto a apostar fuerte por el colectivo de autónomos. Si hace unos días anunciaban que ampliaban la tarifa plana de 50 euros un año más, ahora están dispuestos a otorgar una ayuda de entre 1.000 y 2.500 euros para los parados que decidan emprender. Los_parados_que_se_hagan_autonomos_en_Madrid_recibiran_hasta_2.500_euros

Con esta subvención pretenden colaborar con ellos en la puesta en marcha de sus negocios, sobre todo con los costes iniciales. Así lo informó la presidenta regional, Cristina Cifuentes. Aprobaron una partida de 8,4 millones para financiar este programa de ayudas a parados. Esto supone un incremento del 33% respecto a la cifra del anterior ejercicio.

Las condiciones para acceder a ellas resultan más asequibles, ya que la intención es que haya más beneficiarios. Las estimaciones que manejan es que un total de 3.200 personas abandonen las listas del paro para comenzar una nueva carrera como trabajador por cuenta propia y dándose de alta como autónomos.

Las ayudas se proporcionarán de una forma escalonada, proporcional a la inversión que realice el autónomo, con el propósito de satisfacer siempre el 80% del gasto total que vaya a afrontar. La cantidad máxima quedará fijada en los 2.500 euros, mientras que la mínima estará en los 1.000 euros. Sin embargo, pueden verse ampliadas estas subvenciones hasta los 2.800 y 3.080 euros en el caso de ciertos colectivos de especial protección.



Se sumarán a esta lista de receptores nuevos colectivos, como las personas con una discapacidad igual o superior al 33%, las víctimas de violencia de genero o de terrorismo. En este caso alcanzarán los 3.080 euros.

También se ampliarán los gastos subvencionados, entre los que están el traspaso del negocio, el desarrollo de página web y otras aplicaciones de comercio electrónico, los honorarios de letrados, asesores, notarios y otros profesionales necesarios en estos comienzos, además del alta en los suministros de electricidad, gas, internet o gastos de comunicación y publicidad.