¿Cómo funciona el traspaso de negocios?

El traspaso de negocios es una de las opciones por las que pueden optar los autónomos como forma para poner en marcha un negocio propio sin empezar desde cero. Sin embargo, son muchas las preguntas que te puedes hacer. Entre las más comunes está saber cómo funciona.

El traspaso de negocios funciona de la siguiente manera: una persona alquilada en un local y ejerciendo una actividad empresarial o profesional, podrá ceder su contrato de arrendamiento a terceros si lo cree oportuno, ya sea por falta de tiempo, de beneficios o incluso por enfermedad. Así, cederá su actividad empresarial a una tercera persona que podrá pagar una cantidad inicial más una mensualidad o simplemente una mensualidad.

Funcionamiento del traspaso de negocios


Si estás pensando en adquirir un traspaso, necesitas saber que si en el contrato de arrendamiento no lo especifica, el arrendatario podrá realizar un traspaso sin contar con el consentimiento del propietario. No obstante, aunque esto fuera así, el propietario podrá pedir en cualquier momento un aumento de la renta del 20%.

Por último, antes de comenzar a ejercer una nueva actividad, será necesario que acudas al Ayuntamiento para poder hacer la petición del traspaso de licencia de apertura del local, algo completamente imprescindible para comenzar tu andadura de forma legal como el nuevo titular. Además, evidentemente tendrás que tener el alta como autónomo para el traspaso de un negocio.

Cómo se valora un traspaso de negocios

Como autónomo debes pensar muy bien esta decisión. Para ello, no basta con que la ubicación y el tipo de negocio te gusten. Deberás establecer un precio que pueda ser aceptado por las dos partes. Así, el precio que tú aceptes deberá ser consecuente con la capacidad del futuro negocio para generar beneficios.

Es imprescindible que reúnas toda la información necesaria sobre ese local y su negocio. Así, debes pedir al anterior dueño el contrato de arrendamiento, licencias, un inventario de todo lo que hay en el local, así como de las existencias si fuera el caso, los costes del local mensualmente y también las ganancias que se han conseguido durante los últimos años. Todo ello te ayudará a crear un balance económico y realista de las posibilidades del negocio.

Son muchos puntos los que vas a tener que valorar. Así, aunque sean temas que puedas manejar más o menos bien, es recomendable acudir a un gestor que pueda revisar punto por punto estos detalles para poder asesorarte mejor.