Los autónomos únicamente cubren el 65% de sus pensiones

Resulta un tanto complicado encontrar el motivo del déficit de la Seguridad Social. Según el Boletín de la Seguridad Social el régimen general es el que genera mayor diferencia entre ingresos por cotizaciones sociales y gastos en pensiones (en el que se incluyen todo tipo, ya sean por jubilación, viudedad u orfandad). No obstante, el  que  registra un mayor déficit entre ingresos y pagos en términos relativos es el régimen de autónomos, donde las cotizaciones que pagan apenas cubren el 65% de lo que la Seguridad Social abona en pensiones, mientras que en el caso de los empleados por cuenta ajena (Régimen General) cubre el 83,4% del total.autonomos_cotizaciones_pensiones (1)

En el caso de los primeros, de los autónomos, el desequilibrio se eleva a los 5.568 millones de euros, mientras que en los trabajadores del Régimen General la diferencia alcanza los 14.927 millones por su mayor tamaño. Estos datos hacen referencia al año 2013, pero las cifras más recientes, que llegan hasta junio, constatan el mismo fenómeno.


Durante los seis primeros meses de 2014 el régimen de trabajadores autónomos recaudó 3.558 millones, pero el gasto llegó a los 5.976 millones, rebajando de esta manera el porcentaje hasta el 59,5% cuando en los ratios anteriores alcanzaba el 65%. Esto significa que las cotizaciones que abonan los autónomos cubren menos de las dos terceras partes de lo que se paga en sus pensiones de jubilación.

Las cifras que maneja la Seguridad Social muestran como la pensión media de los trabajadores autónomos se situaba en junio en 611,31 euros, muy por debajo de la pensión media de los trabajadores por cuenta ajena, que ganan de media en torno a los 966 euros. También hay que distinguir entre las distintas comunidades autónomas, ya que en el caso del País Vasco los autónomos tienen una pensión de 711 euros frente a los 535 de los autónomos gallegos, más vinculados con el mundo agrario.