El contrato mercantil

El contrato mercantil es una de las claves jurídicas para que los trabajadores autónomos puedan realizar su actividad para otras empresas y no solo a clientes que no representan a ninguna sociedad. Por ello, es necesario qué características poseen estos contratos que tanto se utilizan en el día a día de los trabajadores por cuenta propia.

¿Qué es un contrato mercantil?

Los contratos mercantiles de prestación de servicios establecen relaciones comericales entre dos personas físicas o jurídicas. Esto significa que son los contratos que se realizan entre dos empresas o una empresa y un autónomo para la adquisición de la adquisición de algunos de sus servicios.

contra mercantil o comercial

Este el contrato mediante el cual una empresa contrata a un trabajador autónomo para cualquier necesidad que posea. El trabajador autónomo presta sus servicios a empresas u otros autónomos a cambio de una comisión. Para ello, el autónomo debe calcular bien cuáles son los costes de trabajo de esos servicios para añadir su margen de beneficios y realizar un presupuesto que le permite la viabilidad de su actividad profesional.

Diferencia entre entre un contrato mercantil y un contrato laboral

Como ya hemos dicho el contrato mercantil es el que realiza una empresa a un trabajador autónomo para adquirir algunos de sus servicios. Sin embargo, el trabajador es un profesional por cuenta propia que está inscrito en el RETA (Régimen General de Trabajadores Autónomos) y que, por tanto, no pertenece a la empresa que ha contratado los servicios.

Por esta razón, la empresa o empresario no debe cotizar por el trabajador ni tampoco paga sus servicios a través de una nómina mensual. La empresa le paga al trabajador autónomo a través de una factura que este le ofrece al acabar el trabajo, con la cantidad económica exacta que ha costado todo el trabajo, para que le sea abonada. Con los ingresos que obtiene, el autónomo cotiza a la Seguridad Social y paga sus impuestos.

Por otro lado, con el contrato laboral o contrato de trabajo, el trabajador depende directamente del empresario el cual define sus horarios y las tareas que debe realizar diariamente. El salario y cotizaciones a la Seguridad Social del trabajador están incluidas en su nómina mensual. Además, posee todos los derechos laborales que podemos encontrar en el Estatuto de los Trabajadores.

Contrato mercantil y paro

Muchos trabajadores por cuenta propia se preguntan por la compatibilidad de los contratos mercantiles mientras se está cobrando la prestación por cese de actividad. Muchos autónomos que están cobrando el paro tienen la posibilidad de realizar algún trabajo esporádico. Sin embargo, debemos saber que no se puede trabajar mediante un contrato mercantil y cobrar el paro a la vez.

Debemos recordar que mientras se recibe la prestación por desempleo, los autónomos no pueden recibir ningún tipo de ingreso que provenga de una actividad económica o rendimientos del trabajo. Si la Administración Pública detecta que se están realizando contratos mercantiles durante el cobro del paro de los autónomos se establecerá una sanción al trabajador por fraude. Por ello, la persona que se encuentre percibiendo la prestación por cese de actividad y quiera realizar un contrato mercantil deberá avisar al SEPE para darse de baja y dejar cobrar el paro.

Cabe recordar que para cobrar el paro de los autónomos se debe cotizar mensualmente por la protección por cese de actividad.

Modelo de contrato mercantil

Existen diferentes tipos de contratos mercantiles según el objetivo que posean cada uno de ellos. Por ello, aquí te mostramos algunos ejemplos de contrato mercantil que te ayudarán en cualquier momento que necesites entablar una relación comercial de este tipo. Pincha en el botón para descargar la plantilla que te haga falta para contratar los servicios de alguna empresa o autónomo.

Ejemplos de contrato mercantil