Capital de riesgo, cómo conseguir grandes inversiones para tu negocio

psisternas -

La falta de financiación es el problema de muchos emprendedores a la hora de poner en marcha su negocio, o de llevarlo al siguiente nivel. Cuando la banca tradicional no responde a las necesidades de los autónomos, hay que buscar alternativas para financiarse y entre ellas aparecen las entidades de capital riesgo. A grandes rasgos, se trata de una entidad que ofrece la financiación a cambio de formar parte de la empresa como socio. No interfiere en el día a día del negocio, pero sí que puede intervenir en la toma decisiones estratégicas o en su gestión.


Ideas para conseguir grandes inversores como autónomo

dotshock || Shutterstock

Pero, ¿cómo puedo acceder a una Sociedad de Capital de Riesgo? En España existe la Asociación Española de Entidades de capital Riesgo, que agrupa cerca de un centenar de sociedades de capital riesgo que operan en nuestro país. Allí podemos buscarlas según sector, tipo de capital riesgo, etc. Otra opción es contactar con ENISA, la Empresa Nacional de Innovación, especializada en préstamos para jóvenes emprendedores o pymes innovadoras. Otra opción es contactar directamente con firmas como Nauta Capital o Inveready, ambas con sede en Barcelona, especializadas en este tipo de financiación. Eso sí, antes debes cumplir con ciertas condiciones:

  • Un plan de negocio claro y ambicioso: para acceder al capital de riesgo, es imprescindible que te presentes con un plan de negocio claro y ambicioso, además de realista. Estos inversores buscan una gran rentabilidad, así que debes demostrar que hay mercado y que se puede crecer.
  • Trayectoria sólida: antes de acceder a este tipo de capital, es importante haber acudido antes a la triple F (Family, Fools & Friends) e incluso a un business angel. Además, es importante haber puesto la empresa en marcha antes de buscar esta financiación.
  • Propuesta de valor: prepara a fondo la presentación, destacando tu propuesta de valor o innovación, además del plan de marketing que permitirá dicha expansión.
  • Salud financiera: igual que tienes un plan de negocio claro, las cuentas deben ser transparentes. Los fondos de capital de riesgo rechazan las empresas endeudadas, pues la deuda es un obstáculo para conseguir la rentabilidad deseada.
  • Planificar la salida: no solo es importante planificar la entrada del nuevo socio, también debe quedar clara la salida o la posible participación del capital riesgo en futuras rondas de inversión.

No temas acudir a un experto para obtener asesoramiento a la hora de contactar con los fondos de capital de riesgo. Si no tienes experiencia previa en este tipo de captación de financiación, es una buena opción para aumentar tus posibilidades. Te ayudarán a preparar el plan de negocio y salida, además de las entrevistas. Normalmente, nos cobran una cantidad fija y luego otra variable en base a la financiación que hayamos obtenido.

Características de los fondos de capital de riesgo

Lo primero que debes saber sobre estos fondos es que están regulados, y que gestionan fondos de terceros profesionalmente. Por esto mismo, son muy estrictos a la hora de exigir que se cumplan los planes de negocio o expansión comercial. Pueden participar directamente en el accionariado o a través de préstamos participativos. También debes tener en cuenta que tienen una vocación de permanencia temporal: en un tope de 7 años esperan vender la participación doblando la inversión.

A favor de los fondos de capital riesgo destaca que no exigen aval y ofrecen grandes cifras, lo que aporta estabilidad para tu negocio. Además, acostumbran a tener una gran experiencia en el sector donde invierten, lo que nos puede resultar muy ventajoso. Eso sí, se implicarán en la toma de decisiones y nos exigirán un alto retorno de la inversión. En este sentido, nos pueden obligar a firmar contratos donde los intereses de la sociedad capitalista prevalgan por encima de los de nuestro proyecto.

¿Te ha servido de ayuda?