¿Qué buscan los autónomos a la hora de elegir un banco?

Paula García -

¿Cómo elegir un buen banco si eres autónomos?

Antonio Guillem || Shutterstock

Cada vez son más los profesionales que deciden hacerse trabajadores autónomos. Con ello, uno de los pasos importantes es operar con un banco adaptado a las necesidades de su actividad.

Sin embargo, pocas entidades ofrecen cuentas bancarias con ventajas reales para autónomos. Por ello, muchos profesionales ven la app de Nomo como una alternativa real y sencilla. Si estás en proceso de búsqueda de ese aliado ideal, te contaremos qué buscan los autónomos a la hora de elegir un banco. ¡Allá vamos!

Banking sin comisiones y con ventajas

Indudablemente, en lo primero en lo que se fija un autónomo —y cualquier persona— es en las comisiones. Un banco que no te cobre por la operativa habitual siempre será más atractivo que uno que sí lo hace. Del mismo modo, el autónomo siempre busca recibir a cambio algunos beneficios a la hora de abrir una cuenta. Por ejemplo:

  • Una cuenta gratuita que no tenga ninguna comisión por gastos de administración y de mantenimiento. Es decir, que ofrezca beneficios para los trabajadores autónomos. Un ejemplo de ello es la cuenta expansión negocio de Nomo.
  • Una tarjeta tanto de débito como de crédito gratuita.
  • Rentabilidad por mantener los fondos.

Operativa online al 100% y gestión contable

Otro de los puntos clave para muchos autónomos es el ahorro en los desplazamientos. Por ello, contar con un banco online te permitirá máxima comodidad. Además, no solo porque no hay que ir al banco personalmente sino porque porque otorga flexibilidad y rapidez en los procesos. Según Nomo, los usuarios demandan tener más autonomía y ahorro de tiempo en sus gestiones y consultas. De ahí que, cada vez más, las entidades bancarias se esfuercen por ofrecer productos más completos.

Gestión de facturas e impuestos

Además de esto, ¿qué mejor que una aplicación para poder gestionar nuestros gastos? Con la llegada de los teléfono inteligentes, hoy esto es posible. De hecho, en el mercado existen apps que permiten controlar la contabilidad y los impuestos desde el mismo móvil. Por ejemplo, la de Nomo te permite:

  • Tener un control financiero. Es decir, poder digitalizar los ingresos y poder enviarlos al gestor de forma adecuada y regulada.
  • La opción de que el trabajador autónomo recupere automáticamente el IVA a través de la aplicación con una simple foto.
  • Añadir tu cuenta bancaria habitual para controlar el saldo.

En poca palabras, lo que cualquier autónomo quiere.

Seguridad con los pagos con tarjeta

Como no podría ser de otra manera, la seguridad es algo que también buscan los autónomos. Tanto si estás cobrando como si estás pagando un servicio, debes saber cómo la entidad bancaria protege los datos de las transacciones. La mayoría de los bancos ofrecen TPV virtuales y pasarelas de pago seguras. Indudablemente, con ello ganarás la confianza de tus clientes.


Del mismo modo, si por el contrario eres tú quien hace el pago, procura trabajar con bancos mediante un pago seguro. Además, es importante que te avisen  de las operaciones que se realicen mediante un sistema de notificaciones en tiempo real. Así, te ahorrarás sorpresas desagradables.

Rentabilidad y financiación

Por último, otros factores para tener en cuenta al elegir un banco es conocer qué rentabilidad y financiación te ofrecen. Si eres autónomo, puedes centrarte en:

No está de más contar con un banco que te pueda adelantar el pago de tus facturas o de los impuestos en momentos de falta de liquidez. Recuerda que el principal escollo de los autónomos es la falta de crédito. Por ello, si el banco tiene unas condiciones favorables será un motivo determinante a la hora de elegirlo.

Finalmente, como comentamos anteriormente, muchos bancos se esfuerzan por dar a sus clientes productos más personalizados. Entonces, debes valorar fríamente qué te ofrecen y adáptalo a tu empresa. Además, puedes preguntar a otros profesionales antes de tomar una decisión.

Tu banco puede ser un gran aliado si lo eliges bien. ¡Quien tiene un buen banco, tiene un tesoro!