Cómo llevar la contabilidad como autónomo sin morir en el intento

Paula García -

Contabilidad para autónomos: Tips para tenerlo todo bajo control

Fuente || Freepik

La contabilidad es un sistema que permite registrar, analizar y clasificar las operaciones que desarrolla una empresa. Las compañías están sujetas a un sistema tributario estatal, por lo que tienen unas determinadas obligaciones fiscales. En este sentido, las tres operaciones fundamentales son calcular las ventas, las compras y los gastos.

Para ello, hoy en día, existen diferentes herramientas y un software para autónomos hace que esta tarea sea mucho más fácil y rápida. Te damos unas recomendaciones para gestionar de forma eficiente tu contabilidad como autónomo.

Consejos para mejorar la gestión de la contabilidad

Llevar la contabilidad de una empresa requiere de tiempo y esfuerzo, por lo que es un aspecto muy tedioso para el autónomo. Por esta razón, aquí van algunos consejos que te pueden ayudar a hacer más llevadero esta tarea:

1. Herramientas y programas de contabilidad

Optar por un software informático es la mejor opción, ya que te permitirá registrar y procesar las diferentes operaciones contables. A la hora de escoger un programa de contabilidad, es importante tener en cuenta que contenga los recursos que necesitas para poder optimizar tu tiempo y automatizar las tareas.

Algunos de ellos son poder registrar los ingresos y los gastos, hacer facturas, llevar el control de la caja y realizar la conciliación bancaria de cobros y pagos. A su vez, se recomienda que el programa pueda gestionar documentos contables y que se pueda exportar la información en formato Excel.


En este sentido, podemos encontrar dos tipos de software dependiendo de la tecnología que utilice:

  • Programa de instalación local: La primera opción es instalar el programa localmente en tu dispositivo. Para ello, tan solo deberás descargarlo e instalarlo en el ordenador. A través de este tipo de software, el usuario podrá llevar todas las cuentas de la empresa sin tener conexión a Internet. Sin embargo, se deberán realizar las actualizaciones que sean pertinentes y, a su vez, ocupará un determinado espacio en el disco duro.
  • Software online: Los programas en línea, en cambio, no necesitan instalación y se actualizan solos. No obstante, necesitarás conexión a Internet para usarlo.

Registrar los ingresos y gastos

Es importante llevar un registro de la entrada y la salida de dinero de la empresa. De esta manera, se sabrá con mayor exactitud cuál es el capital del que dispone la empresa y será muy útil para saber a qué puede hacer frente.

La mejor manera de llevar este registro es tenerlo todo de manera ordenada. En este sentido, puedes registrar los ingresos por fechas, métodos de pago y estados en el que están las facturas, mientras que puedes clasificar los gastos por categorías según impuestos, gastos de oficina o coste bancarios.

Controlar los impuestos

Otro aspecto esencial es conocer todos los impuestos que se deben pagar dependiendo de la actividad que realice la empresa. Conociendo esto, se deberá llevar un riguroso registro de los plazos, los organismos encargados y tener en cuenta si se han pagado los impuestos o están pendientes.

De este modo, los softwares de contabilidad ayudan mucho a poder introducir todos los datos que sean necesarios y agilizar estos trámites.

Revisar la contabilidad

Por último, pero no menos importante, hay que establecer un día cada cierto tiempo para revisar todas las cuentas. De esta manera, sabrás de manera más actualizada el estado financiero en el que se encuentra la empresa. Así, podrás tomar las decisiones que sea pertinentes y planificar tus objetivos a nivel empresarial.

Teniendo todo esto controlado, podrás llevar de forma adecuada la contabilidad de la empresa. Como se ha comentado anteriormente, la manera más fácil, rápida y efectiva es contar con un programa de contabilidad que te ayude en este proceso. A través de este tipo de software, tendrás toda la información y los datos financieros reunidos en un mismo sitio, por lo que ahorrarás mucho tiempo y podrás avanzar en otras tareas importantes.

Al mismo tiempo, registra todos los datos de manera digital, por lo que podrás optimizar espacio y encontrar los documentos que necesites al instante. Por otro lado, favorece la automatización y es muy útil para rellenar los huecos contables de manera automática en una factura. Por todos estos motivos, tener un software informático es una gran alternativa para mantener controlada la contabilidad de tu empresa.