Claves para llevar la contabilidad de tu empresa de una forma sencilla

Paula García -

Son muchos los autónomos que optan por llevar ellos mismos la contabilidad de su negocio y tener siempre sus cuentas al día. En primer lugar, hay que tener en cuenta que llevar los números de una empresa no se reduce exclusivamente a la tarea de guardar y organizar facturas sino que, además, hay que procurar que todos los números del negocio cuadren debidamente, y que las cuentas permitan al emprendedor llegar con desahogo a fin de mes.

Si eres autónomo y has decidido que a partir de ahora serás tú mismo quien lleve el control de tu propia contabilidad, no te asustes... Puedes poner en práctica una serie de claves y consejos que te ayudarán a resolver esta tarea de forma brillante y sin errores.

Lleva tu propia contabilidad

Claves para llevar la contabilidad de tu negocio

Una de las primeras cuestiones que tienes que interiorizar es que, para llevar una buena contabilidad al día, el orden ha de ser a partir de ahora un aspecto fundamental a poner en práctica. Por ello, es recomendable que tomes por costumbre guardar y ordenar todas tus facturas y, además, has de tener en cuenta que a la hora de rendirle cuentas a Hacienda, ésta sólo te admitirá todas aquellas facturas que estén directamente relacionadas con tu actividad profesional.

Has de estar al tanto de que todas las facturas que guardas y almacenas cumplen todos los requisitos formales establecidos por Hacienda. En este sentido, todas tus facturas han de contar siempre con la fecha de expedición, los datos del emisor y el receptor de cada factura, así como el concepto o servicio por el cual se emite cada factura. También es conveniente incluir el tipo de IVA, así como las posibles retenciones que se aplicarán por el trabajo o servicio facturado.

Antes de entrar más en materia, puede resultar aconsejable que si quieres llevar tu mismo la contabilidad de tu empresa intentes mejorar tus conocimientos sobre contabilidad. Actualmente, existen plataformas en internet como Preply, que ponen a tu disposición la interesante opción de recibir clases de contabilidad a través de Skype, o de contar con la ayuda de profesores de matemáticas, que te darán todas las pautas y claves que necesitas para llevar tu mismo la contabilidad de tu empresa con éxito.


Y siguiendo con las pautas básicas que habrás de seguir, otra de las que sería deseable no perder de vista es que como autónomo trates de llevar un registro periódico de todos tus gastos, intentando también que todos ellos estén correctamente organizados por categorías.

Al igual que llevas un registro de gastos, es fundamental que lleves también un registro periódico de todos tus ingresos. En este sentido, lo más sencillo es que guardes una copia de cada una de las operaciones que realizas en tu negocio, y que intentes ordenarlos por meses o por orden alfabético.

Los impuestos son también el día a día de cualquier autónomo, y una de las claves fundamentales para el correcto funcionamiento de cualquier negocio. Por este motivo, es aconsejable que trates de establecer un calendario en el que señales las fechas de presentación de cada impuesto (IVA, IRPF de autónomos, Impuesto de Sociedades...etc.). De esta forma, siempre sabrás cuándo acaba el plazo de presentación de estos impuestos y evitarás las multas que pueda ponerte Hacienda por presentarlos fuera de tiempo.

Has de recordar también que como autónomo tienes a tu alcance modernas herramientas que te facilitarán la tarea de llevar por ti mismo la contabilidad de tu negocio. En este sentido, puedes contar con las hojas de cálculo, o con algunos programas de facturación online que pueden simplificarte mucho todo este trabajo y con los que, además, ahorrarás dinero, energía y mucho tiempo.