El veto de Rusia deja sin ayudas de la UE a 300.000 autónomos agrarios

El sector agrario español atraviesa por un momento muy delicado. Unos 300.000 autónomos del sector se verán privados por las ayudas de la Unión Europea por el veto de Rusia. Se estima una pérdida de 572 millones de euros en exportaciones de productos agroalimentarios a Rusia, según reconoce la secretaria general de la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA), Lorenzo Ramos.autonomos_agrario

En estos momentos el sector primario genera cerca de un millón de puestos de trabajo, de los cuales el 60% son directos. Los 60 millones de euros de los fondos de ayuda ante el veto ruso no serán suficientes para reparar el daño que provocarán al sector. Según las cifras que maneja la Comisión Europea, España fue el sexto país que más exportó, con más de 326 millones en productos. Esto lo deja en una situación muy comprometida.


Desde que el pasado mes de agosto Rusia decidiera cerrar sus fronteras para los productos europeos y se limitara el acceso a las ayudas, a las que no podrán acceder más de la mitad de los agricultores por estar fuera de las organizaciones de productores, el sector de trabajadores autónomos se ha visto obligado a buscar alternativas para seguir subsistiendo. Entre otras cosas se buscan nuevos destinos que sirvan de escala hacia Rusia. Desde esta organización de agricultores reconocen que la solución pasa por encontrar "países no muy lejanos, que no pertenezcan a la Unión Europea", entre los que se encuentra Marruecos, que "tiene la capacidad de sacar parte de la producción hacia Rusia, sin descartar tampoco el mercado latinoamericano.

Para triangulizar este proceso es preciso transportar la mercancía hasta el lugar del intermediario y establecer desde allí lazos con operadores comerciales de confianza, que consigan darle salida al producto, lo que afectará al final al precio final del artículo. Los márgenes se verán mermados de forma considerable.