La firma electrónica

La firma electrónica es  un código cifrado y único que da fe de la identidad de una persona que envía un documento por Internet. Es único e intransferible, y tienes la misma validez que una manuscrita.

Para poder utilizar la firma electrónica, primero deberás obtener un certificado de usuario. Existen tres tipos de certificados electrónicos para que puedas utilizar la firma digital: el de usuario, el de persona jurídica y el de entidad sin personalidad jurídica.  Todos ellos se solicitan a través de la página web de la Fabrica Nacional de Moneda y Timbre.

Firma_digital_autonomos

¿Qué supone la firma electrónica para los autónomos?

La firma electrónica para los autónomos supone una gran ventaja ya que permite realizar numerosas gestiones con clientes, pero también con la administración. Además, es una forma de garantizar la tramitación totalmente segura de tus documentos a través de Internet.


Gracias a la firma digital podrás cumplir con tus obligaciones fiscales como autónomo sin necesidad de desplazarte o tener que parar de realizar tu actividad laboral. La mayoría de los trámites que puedes realizar a través de Internet están disponibles las 24, es decir, no están sujetos a un horario de oficina ni de atención al público.

Además, podrás empezar a emitir facturas electrónicas a tus clientes y recibirlas de tus proveedores, simplificando algunos trámites administrativos.

Si quieres saber como conseguirla consulta la siguiente información:

  • Autónomos: cómo conseguir la firma electrónica