La factura electrónica (e-factura)

La factura electrónica (o e factura) es una modalidad de factura en la que no se emplea el papel como soporte para demostrar su autenticidad. Es un equivalente funcional de la factura en papel y consiste en la transmisión de las facturas por medios electrónicos (ficheros informáticos) y telemáticos (de un ordenador a otro), firmados digitalmente con certificados reconocidos.

La factura electrónica fomenta que las instituciones y las empresas dejen atrás las facturas en papel y las reemplacen por una versión electrónica de un documento tributario generado electrónicamente, que tiene la misma validez tributaria que la tradicional y registra las operaciones. Todo el ciclo de la facturación puede ser administrado en forma electrónica.


La envía el vendedor al comprador a través de un medio de comunicación para documentar la venta o la provisión del servicio. Está sometida a ciertos requisitos legales por las autoridades tributarias de cada país, de forma que no siempre es posible remitir electrónicamente las facturas, y, en ese caso, se envía la factura impresa, por correo o mensajería.

Existen algunas normativas internacionales aplicables de forma general a la factura electrónica. En Europa, la facturación electrónica se regula en la Directiva 115/2001, en vigor desde el 31 de diciembre de 2003.

¿Tienes dudas con respecto a la factura electrónica?

Recursos útiles para autónomos: Facturas, contratos y modelos e impresos oficiales