El Institut Català de Finances ha cerrado operaciones por 298 millones para ayudar a autónomos y pymes

El Institut Català de Finances (ICF) ha cerrado 1.783 operaciones para facilitar el acceso al crédito a pymes y autónomos por un importe total de 298 millones de euros desde que puso en marcha este verano los nuevos préstamos y avales destinados a estos colectivos.

El consejero delegado del ICF, Josep-Ramon Sanromà, que ha facilitado estos datos durante la firma de un convenio de colaboración con Fomento de Trabajo, ha asegurado que el objetivo del Govern es agotar este año los 2.100 millones de euros en nuevos instrumentos de financiación que ha lanzado y alcanzar los 5.000 en el periodo 2011-2012.

Con la firma de este convenio, Fomento de Trabajo se incorpora a la red de promotores financieros que ha creado el ICF para difundir sus nuevas líneas de financiación y facilitar el acceso al crédito a pymes y autónomos, uno de los principales problemas con los que se encuentran desde el inicio de la crisis.

Los nuevos instrumentos de financiación ideados por la Generalitat pretenden atender las necesidades de circulante, con avales aportados por el ICF y por Avalis, y de capitalización, para mejorar la solvencia empresarial; al tiempo que se ofrecen créditos para inversiones en mejora de la productividad y la eficiencia energética; y préstamos con garantía para la internacionalización, la innovación y la industrialización.


Durante el acto de firma del convenio con Fomento, Sanromà ha subrayado que la Generalitat ha focalizado estas ayudas en pymes y autónomos porque considera que son ellos los que permitirán con su actividad un crecimiento de la economía sostenido.

Las nuevas líneas de financiación se empezaron a aplicar en verano, aunque no fue hasta septiembre cuando acabaron de arrancar, por lo que el importe comprometido hasta ahora todavía es pequeño, según ha señalado Sanromà.

"Dos mil millones de euros para 2011 sabemos que no es más que un granito de arena, pero quisiéramos que, con la ayuda de las entidades bancarias, se conviertan en 4.000 o 5.000 millones de euros", ha dicho.

En estos momentos, el ICF se encuentra en plena fase de difusión y comercialización de los nuevos instrumentos financieros, lo que se lleva a cabo básicamente a través de un portal específico.

Fomento de Trabajo favorecerá que sus organizaciones territoriales y sectoriales afiliadas actúen como promotores financieros del ICF en la tarea de asesorar y acompañar a las pymes y autónomos catalanes en la búsqueda del producto financiero más adecuado, al tiempo que canalizará al Instituto las propuestas de financiación. EFE