Viajes de trabajo: ¿Qué debes tener en cuenta?

Paula García -

Cómo garantizar tu seguridad en un viaje de trabajo

Fuente || Freepik

Son muchos los profesionales que tienen que realizar viajes de trabajo en coche como parte de su rutina profesional. En este sentido, en un viaje en automóvil, es recomendable cumplir las normas de seguridad y garantizar tu salud en este tipo de desplazamientos. Por ello, si tienes que coger el coche mientras trabajas, estos son los consejos que debes tener en cuenta para tener un viaje seguro. ¡Sigue leyendo para descubrir cuáles son!

4 tips para hacer viajes de trabajo más seguros

El automóvil es la principal herramienta de trabajo para muchos profesionales que, a lo largo de su jornada laboral, tienen que realizar desplazamientos hacia otras ciudades o provincias. Sin embargo, en este tipo de viajes, es fundamental cumplir unas determinadas normas de seguridad.

Actualmente, los accidentes de tráfico continúan siendo una de las principales causas de mortalidad en horario laboral. Por tanto, reducir la velocidad o contar con un equipamiento adecuado, como por ejemplo alfombrillas Ford Focus o unas personalizadas para tu modelo de coche, ayudarán a que los conductores viajen seguros en la carretera. Por tanto, estas son algunas medidas que fomentarán la prevención de accidentes al volante:

1. Revisar y equipar el coche en cada viaje

Antes de que cualquier profesional coja el coche de empresa o el suyo personal, debería cerciorarse de que éste está correctamente equipado. En este sentido, debería contar siempre con una rueda de repuesto en el maletero, triángulos de emergencia y un chaleco reflectante por si tiene que parar en la carretera ante una avería o cualquier otro imprevisto. Por otro lado, también es esencial comprobar que las alfombrillas para el coche están en perfecto estado para evitar accidentes y resbalones.


Asimismo, otra medida de seguridad fundamental cuando se viaja en coche es revisar el estado general del vehículo antes de iniciar un viaje por carretera. Por ello, se recomienda echar un vistazo a los sistemas de seguridad, así como controlar la presión de las ruedas, el nivel de aceite, las luces y los sistemas de frenado del vehículo.

2. Mantener la distancia de seguridad con otros vehículos

Una vez que te subes al coche, una de las medidas que previenen más accidentes en carretera es mantener la distancia de seguridad con otros vehículos. Este simple gesto permite ganar tiempo y seguridad en caso de que se produzca un imprevisto al volante. Para calcular esta distancia, se recomienda dejar pasar un espacio de tres segundos una vez que el conductor observe que el coche que lleva delante ha pasado a ser un objeto fijo en la carretera.

3. Respetar los límites de velocidad en cada tipo de vía

Otra de las causas más frecuentes de accidente es rebasar el límite de velocidad que se establece para cada tipo de vía. Recientemente, se han modificado algunos de estos límites y, ahora, no se deben pasar los 30 km/h cuando se circula por vías urbanas. Por ello, antes de pisar el acelerador, es importante tener muy presente cuál es la velocidad máxima a la que se puede circular en cada tipo de vía.

4. Evitar las distracciones al volante

Las distracciones al volante son, junto con el exceso de velocidad, una de las principales causas de los accidentes de tráfico. Por ello, con el objetivo de evitar todo tipo de distracciones cuando un trabajador vaya al volante, es conveniente no tener a la vista el teléfono móvil y ponerlo en modo 'manos libres' cuando se tengan que atender llamadas de trabajo.

A su vez, cuando sea necesario hacer uso del navegador en el coche para consultar alguna dirección, también es importante planificar la ruta antes de arrancar el motor. Para ello, introduce con antelación la dirección a la que te vas a dirigir. Según confirman los expertos en seguridad vial, con tan solo 20 segundos que un conductor deje de atender la conducción, puede llegar a recorrer alrededor de 500 metros sin mirar a la carretera.

Precaución y seguridad, en definitiva, dos elementos fundamentales para viajar más seguro en la carretera en tus desplazamientos de trabajo.