Tips para ahorrar tiempo y dinero en la reclamación de tus facturas

Paula García -

Sigue estos tips para ahorrar tiempo en la reclamación de facturas

Andrey_Popov || Shutterstock

Los impagos que surgen después de haber ofrecido nuestros servicios conllevan una situación incómoda. Este es un momento muy estresante y frustrante para las empresas y los autónomos. Por ello, han surgido plataformas automatizadas como RecuperaDeudas que ofrecen toda la ayuda y asesoramiento que necesitas para recuperar tus facturas impagadas. ¡Todo de una forma segura y eficaz!

Trucos para reclamar tus facturas

En suma, en este artículo te explicamos algunos trucos para que puedas ahorrar tiempo y dinero en la reclamación de tus facturas. ¿Te interesa? ¡Te lo contamos!

Debes ser previsor

Lo principal y más importante es ser previsor. Como hemos comentado con anterioridad, a cualquiera le pueden deber facturas en algún momento. Sin embargo, la morosidad suele perjudicar más a pymes y autónomos. Para intentar evitarla, lo ideal es indicar siempre en nuestras facturas el número de cuenta y el vencimiento de esta. Así, nos será más fácil en un futuro reclamarla si surge algún problema. De esta forma, podrás tener tu dinero antes y ahorrarás tiempo.

Ponte en contacto con el deudor

En caso de que aún habiendo hecho lo anterior siga habiendo retrasos en pagos, es la hora de actuar. ¡No hay tiempo que perder! En estos casos, a veces nos da apuro llamar rápidamente al cliente e intentamos dejarle algo de margen. No obstante, lo más conveniente sería ponerse en contacto con él si después de 24 a 48 horas no se recibe el pago. Indudablemente, tu esfuerzo es muy importante, por lo que no temas y reclama ese precio que mereces por él.

Aun así, aunque paguen tarde, agradéceles siempre el proceso. Ante todo, hay que mantener una buena relación con el cliente.


Penaliza al cliente

Por otro lado, si el cliente no responde a las llamadas o mensajes que le envíes, es momento de ponerse algo más serio. ¿No contesta? No te preocupes, no dejes de insistir. ¡No hay que darse por vencido! Hay que hacer hincapié para que no crea que nos hemos olvidado y gane la batalla. Este proceso puede quitarnos algo de tiempo, pero a su vez puede llegar a ser muy efectivo. Por ejemplo, pueden terminar pagándonos solo para terminar con nuestra pesada insistencia.

De forma similar, esto puede beneficiarte. Puedes imponerle una penalización a dicho cliente y que así la deuda se incremente por retraso excesivo. De esta manera, el cliente se dará más prisa y recibirás tu dinero más rápidamente.

Si pese a todo, no consigues que te abonen la factura impagada, es el momento de iniciar la reclamación en vía judicial. En contra de lo que se pueda pensar, reclamar una deuda judicialmente no siempre es caro.

En estos casos, el proceso monitorio es el más aconsejable:

  1. Es rápido,
  2. Es económico
  3. Es efectivo
  4. Evita otros procedimientos.

Plataformas para el cobro de facturas, como Recuperadeudas, son una opción muy interesante para la reclamación judicial. Una de las ventajas de estas plataformas es que puedes consultar qué otras medidas puedes tomar si tu cliente no responde. Por otro lado, también se ocupan de toda la gestión, por lo que ahorras tiempo y disgustos.

Evita clientes deudores

Por último, si has tenido una mala experiencia con el retraso de pagos de algún cliente, evítalo. ¡Así de simple! No trabajes más para esa persona que solo te trae problemas. En otros términos, es mejor perder a un cliente que no paga a seguir perdiendo el tiempo y el dinero. Eso sí, medita bien la situación y si te compensa o no.

En resumen, a la hora de enfrentarnos con un deudor, no hay tiempo que perder. Como siempre decimos: el tiempo es oro y más aún si hablamos de personas autónomas. Así que, si tienes que invertir para tomar medidas contra la morosidad, hazlo a un precio inferior al habitual.

Tener el apoyo y la ayuda de especialistas pueden hacernos ganar mucho tiempo y así seguir trabajando sin descuidar a otros clientes. ¡Anímate y cobra tus facturas ya!

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No