¿Necesita un autónomo un asesor fiscal?

Paula García -

Ventajas del asesor fiscal

Stock-Asso || Shutterstock

Al decidir tomar las riendas de tu propio negocio como autónomo, debes ponerte al día de todas y cada una de las obligaciones fiscales y administrativas que has de cumplir. Si eres autónomo y dispones de un asesor fiscal, tienes un as bajo la manga. Por ello, no es casual que gran parte de los trabajadores por cuenta propia cuenten con el apoyo de una asesoría o gestoría fiscal. Luego, en el caso de no hacerlo, tendrás altos riesgos de cometer errores legales en tu trabajo. Sin embargo, la clave es contar con verdaderos expertos que te ayuden a cumplir la Ley y que esto no suponga más tiempo del justo.


Según algunos expertos asesores fiscales líderes en el mercado como Anta Consulting, muchos autónomos pierden gran parte de su tiempo en cuestiones burocráticas. Además, nos desgranan porqué vale la pena ponerse en manos de profesionales. Estar al corriente es crucial.

Entonces, ¿cuáles son las ventajas de disponer de un asesor fiscal?

 En líneas generales, tienes que tomarte al asesor fiscal como el mejor aliado para el autónomo. Por consiguiente, las razones son varias:

1. La complejidad del papeleo

Como bien sabes, son múltiples los trámites que tienes que llevar a cabo al trabajar a distancia y, también, por cada proyecto que realices. Por ello, tener la posibilidad de disponer de un asesor fiscal te aportará eficacia y eficiencia.

2. Ganarás tiempo

Comprobarás que estar al día de cómo realizar tus gestiones sobre Hacienda, te obligará a perder tiempo bien de trabajo, o bien libre. Asimismo, tu asesoría se ocupará de todo ello por ti, proporcionándote en el menor tiempo posible respuestas a tus dudas. Además de asegurarse de que las tareas que competen a un autónomo se desarrollan con seguridad.

3. Lo barato puede salirte caro

Una de las mayores razones por las que se da un paso atrás a la hora de contratar a un gestor fiscal, es el gasto que puede suponer. También, intentarás recortar en todos los posibles términos vinculantes al ahorro en la declaración de la renta. Sin embargo, tratar de hacer esto por uno mismo puede llevarte a graves problemas. Luego, un gestor fiscal tiene otra importante función: garantizarte siempre los menores costes fiscales, haciendo que tu declaración sea la más rentable y beneficiosa para ti.

4. ¿Letra pequeña? permite que tu asesor fiscal supervise lo que pone por ti

Tú ya eres experto en tu sector de trabajo, y no necesitas meterte presión en tratar de asimilar todos y cada uno de los conceptos para tener en cuenta en cada tipo de trámite. Por ende, es una gran ventaja tener la oportunidad de disponer de alguien que esté al tanto de las novedades, cambios y requisitos.

5. Aunque seas autónomo, necesitas estar respaldado por manos expertas ¡Delega!

Sin importar el tipo de trabajo que desempeñes, sabrás que siempre hay varias maneras de hacer una misma tarea. Asimismo, como profesional en tu trabajo estarás al tanto de todos aquellos trucos que garantizan calidad a tu cliente. Entonces, un asesor fiscal dispone de todas aquellas herramientas, experiencia y novedosas ideas para aportarte la mejor gestión de forma personalizada.

6. La confidencialidad es el punto más importante

Hoy en día la gran mayoría de las cosas se termina haciendo online. Por lo tanto, a veces es complicado poder asegurarse cien por cien de que nuestros datos están completamente a salvo. En consecuencia, actualmente los gestores fiscales cuentan con portales privados y especializados para poder tramitar este tipo de gestiones.

En conclusión, no te la juegues pretendiendo escatimar demasiado en los gastos cuando todo son ventajas. Es importante tener un asesor fiscal contigo cubriéndote las espaldas. Ya que, de esta manera gozarás de la ayuda más actualizada, responsable y legal.

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No