8 ideas de negocio en bienes raíces para autónomos

Paula García -

Ideas para trabajar en el sector inmobiliario

Fuente || Freepik

El sector inmobiliario es uno de los ámbitos esenciales de la economía y, década tras década, se han alcanzado nuevos récords tanto en el número de transacciones como en el precio por metro cuadrado.

Por tanto, crear un negocio dentro de este sector profesional puede ser una gran opción. ¡Apunta!

8 ideas para emprender en bienes raíces

Repasamos algunas ideas de negocio perfectas para emprender en el sector inmobiliario:

1. El coaching inmobiliario

Mientras que en 2016 un tercio de las ventas se realizaban entre particulares, un nuevo oficio apareció para alojarse en este nicho del mercado: el coaching inmobiliario. El objetivo es acompañar a los particulares en la venta de sus propiedades.

Por ejemplo, si un cliente tiene inmuebles en Palma de Mallorca y quiere venderlos, este perfil profesional se encarga de estimar el valor del bien y desarrollar la estrategia de comunicación a aplicar.

Este oficio está en auge y se caracteriza por ser flexible, estar centrado en el ser humano y tener numerosas ventajas competitivas.

2. El home staging

En la misma línea, encontramos el home staging. Proviene de Estados Unidos y ha sido popularizado en Europa a través de varios programas de televisión.


El asesor de Home Staging facilita las ventas de bienes raíces mediante un cambio de imagen. Con este tipo de intervención, los home stagers permiten una reducción de los plazos de venta y del rango de negociación, lo que les ofrece una excelente palanca para firmar rápidamente numerosos contratos.

3. La caza inmobiliaria

A diferencia del agente o negociador inmobiliario que busca compradores, el cazador inmobiliario es el profesional que busca bienes inmuebles que correspondan al pliego de condiciones de los compradores que carecen de tiempo para esta tarea.

Por lo tanto, se dirige a los hogares con ingresos altos y debe ser capaz de elaborar un pliego de condiciones preciso. Posteriormente, debe realizar investigaciones minuciosas para encontrar el inmueble que corresponde a sus clientes. El oficio de cazador inmobiliario se desarrolla en particular en las cuencas que presentan una fuerte presión inmobiliaria.

4. El diagnóstico inmobiliario

Impulsado por una reglamentación cada vez más exigente y por un número de transacciones cada vez mayor, el sector del diagnóstico inmobiliario no conoce la crisis.

Es uno de los sectores más prometedores. Con las franquicias de diagnósticos inmobiliarios, los portadores de proyecto se benefician de una sólida formación y de un acompañamiento completo para ejercer.

5. La negociación inmobiliaria

Otro de los ámbitos más destacados en el mundo de los bienes raíces es la negociación inmobiliaria. Es ideal para aquellos profesionales que quieren actualizarse dentro del sector.

El negociador inmobiliario es un agente comercial independiente que actúa en nombre de una agencia o franquicia inmobiliaria para comercializar bienes inmuebles y hacerse cargo de la relación con el cliente.

6. La agencia inmobiliaria

La agencia inmobiliaria proporciona a sus clientes una diversidad de servicios: desde la venta o el alquiler de bienes inmuebles hasta la gestión, la búsqueda de financiación o la elaboración de trámites administrativos.

7. El consejo de creación de patrimonio

El sector inmobiliario es también una solución de inversión para muchos hogares que quieren adquirir un patrimonio. Aquí es donde cobra importancia el papel del consejero de patrimonio. Se trata de un experto en el mercado, que es capaz de realizar prospectiva y tiene un gran dominio de las finanzas o la regulación fiscal. 

8. El asesoramiento profesional en bienes raíces

El sector inmobiliario es un sector que presenta poca competencia, por lo que constituye una excelente oportunidad de negocio para aquellos que se sienten atraídos por este ámbito profesional.

Desde el punto de vista de las relaciones humanas y el contacto con el cliente, así como la remuneración, el sector inmobiliario se trata de un ámbito en pleno crecimiento y expansión.