Cómo determinar los salarios de tus empleados

Paula García -

Cómo fijar el sueldo de tus empleados

Levantar nuestro negocio como autónomos requiere tener claros conceptos de todo tipo, incluidos los relacionados con el sueldo, en especial si tenemos trabajadores a nuestro cargo. Uno de los grandes retos a los que te enfrentarás como autónomo será decidir el salario de tus trabajadores, una cuestión capital ya que es un gasto fijo mensual que debe ajustarse al mercado y que debe ser atractivo para conseguir que los trabajadores respondan a tu oferta y estén satisfechos con su remuneración.

SMI y convenio colectivo

Lo primero que debes tener claro es que, por mucho que como autónomo empleador seas tú el que fija el salario de tus empleados, tendrás que hacerlo según el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) o el Convenio Colectivo del sector de tu negocio. En este sentido, la ayuda de una asesoría online que te eche una mano a la hora de definir los salarios de tus trabajadores se antoja imprescindible para evitar problemas legales por ofrecer sueldos que no se ajustan a la legalidad.

Recuerda que el SMI aumenta ligeramente cada año. En el Boletín Oficial del Estado encontrarás el Convenio Colectivo del sector, donde además de las tablas salariales aparecen reflejados el resto de derechos laborales del sector (días libres, horarios y otras cuestiones legales a tener en cuenta), de ahí la importancia de contar con esa asesoría online que se encargue de estos trámites que a nadie le gusta hacer. La cosa es todavía más complicada si tu sector no tiene convenio colectivo, ya que tendrás que recurrir al Estatuto de los Trabajadores para fijar el salario.

Qué influye en el salario de los trabajadores

Según el Estatuto de los Trabajadores, hay que tener en cuenta una serie de factores a la hora de fijar el salario de nuestros empleados, empezando por las dos pagas extra que recibirán -en Navidad y en otro momento del año-, aunque pueden prorratearse entre los 12 meses del año. Tampoco puedes pasar por alto cuestiones como las horas extra o los pluses por trabajar en fin de semana, festivos o de noche, horarios que tienen una retribución específica que suele venir establecida en el convenio colectivo del sector.


El Estatuto de los Trabajadores también habla del pago en especies: la guardería infantil, la gasolina para cubrir los desplazamientos, cheques restaurante para las dietas, el gimnasio... Todas ellas son cuestiones que se pueden incluir como pago en especies dentro del salario que pagarás a tus empleados, pero una vez más nos encontramos con que este pago en especies no puede superar el 30% del sueldo total del trabajador, y este pago en especies no cuenta a la hora de alcanzar el salario mínimo.

Más allá de lo que digan el Estatuto de los Trabajadores y tu convenio colectivo, hay que tener en cuenta otros factores esenciales a la hora de determinar el sueldo de los trabajadores: la valía y la calidad del propio trabajador, la dificultad y especialización del trabajo a desarrollar, la experiencia... sin olvidar los pagos a la Seguridad Social. Por último, debes tener en cuenta que los pagos deberán hacerse de forma puntual el día acordado, y que el contrato deberá contemplar las hipotéticas mejoras salariales.

Como ves, hay un montón de factores que influyen a la hora de contratar a un trabajador para tu pequeño negocio y decidir su salario. Los autónomos generan algo más de 80.000 puestos de trabajo al año, pero para asegurarte de que lo haces todo bien y evitarte sorpresas desagradables en el futuro contactar con una asesoría online que nos guíe a lo largo del proceso se antoja como la solución ideal.