Cómo ahorrar energía y reducir el consumo en tu negocio

Paula García -

Consejos para ahorrar energía en tu negocio

Ksander || Shutterstock

Si quieres reducir los gastos de tu negocio y a su vez ser una compañía más sostenible con el medioambiente, aplicar la eficiencia energética te ayudará a alcanzar estos dos objetivos. Sin embargo, antes de saber qué aspectos debes cambiar, es esencial hacer una evaluación de tu consumo. Para ello, puedes realizar un estudio de ahorro energético que te permita conocer con exactitud cuál es tu gasto en energía.

A continuación, te damos una serie de consejos para que aprendas a disminuir tu consumo de energía. ¡Comenzamos!

Tips para ahorrar energía y reducir el consumo en tu compañía

Tomar conciencia de la importancia de reducir el consumo energético es fundamental en cualquier negocio. De este modo, este conjunto de medidas servirán para ahorrar en las facturas de la luz y así optimizar esta inversión en otros recursos. Para ello, se puede realizar una inversión inicial previa en la empresa para acabar reduciendo los gastos como autónomo de forma anual. Estas son algunas medidas que puedes aplicar en tu negocio:

Utilizar luz natural

Una de las principales formas de ahorrar es hacer uso de la luz natural en la oficina. Abrir las persianas y dejar entrar la luz solar aportará una mayor iluminación y también un buen ambiente laboral.

Cambiar las bombillas por luces LED

Otro aspecto a considerar es cambiar el tipo de luz que se usa. Las bombillas tradicionales consumen demasiada luz, incrementado el gasto sin darte cuenta. Por ello, puedes optar por las luces LED que consumen 2'5 veces menos que las bombillas de bajo consumo y 8'9 veces menos que una bombilla incandescente. Además, tienen una vida útil más amplia. Esto conlleva un ahorro de hasta el 90% en las facturas de la luz.

Colocar sensores de movimiento para las luces

En algunos lugares de la oficina donde haya menos tránsito, puedes recurrir a los sensores de movimiento. De este modo, las luces se activarán de forma automática al detectar el movimiento de una persona. Es ideal para evitar dejar las luces encendidas.

Ventilación

Hacer un uso adecuado de los sistemas de ventilación es imprescindible. Para ello, es recomendable que se abran las ventanas y se genere una circulación del aire en las oficinas. Por otro lado, cuando haga mucha calor y se use el aire acondicionado en verano, se debe revisar que los filtros de aire están limpios y no se genere un consumo excesivo.


Otro aspecto que es importante conocer es el consumo energético concreto de los aparatos cuando se vayan a adquirir. Saber el certificado energético podrá determinar el tiempo de utilización y su nivel de consumo de luz.

Calefacción

En cambio, en invierno los sistemas de calefacción se vuelven fundamentales para no pasar frío dentro del edificio. Una muy buena opción es colocar un termostato para que encienda o apague el aparato de climatización una vez se haya alcanzado la temperatura adecuada.

No encender y apagar los sistemas de climatización

Por otro lado, estar encendiendo y apagando los aparatos eléctricos para climatizar el local es un error. De este modo, se aumenta el consumo diario en vez de reducirlo. Lo más indicado es poner una temperatura media y dejar que esté encendido durante el tiempo de trabajo. Por ejemplo, una buena idea es apagarlo un poco antes de acabar la jornada laboral, ya que se habrá alcanzado la temperatura ideal.

No dejar enchufados los aparatos eléctricos

Los aparatos que se mantienen enchufados a la corriente eléctrica siguen consumiendo aunque se encuentren apagados. Por tanto, una vez se acabe de trabajar, lo más recomendable es desenchufar los ordenadores, los routers, las televisiones y el resto de aparatos.

Por otro lado, cuando se realiza una pausa, es importante dejar el ordenador en modo reposo. Y, a su vez, es mejor desconectar los cargadores de dispositivos móviles o tablets de la corriente eléctrica en caso de no estar utilizándolo.

Estos sencillos consejos serán muy útiles para que tu negocio reduzca su gasto de energía. ¡Ahora es momento de llevarlo a la práctica!