Claves para ahorrar para la jubilación cuando eres autónomo

Paula García -

Cómo aumentar el ahorro como aurónomo

Fuente || Freepik

La jubilación es un momento decisivo en la vida de todo trabajador. Supone una nueva etapa en la que dejas de trabajar en activo y dependes económicamente de la pensión pública que te corresponde. Por ello, es un gran cambio para la mayoría de personas que puede repercutir en la calidad de vida, en especial en el caso de los autónomos.

En España, la pensión que obtienen los autónomos es compleja y, en muchas ocasiones, tiende a ser demasiado baja. Por tanto, resulta necesario pensar en alternativas para incrementar el ahorro. Así que, si eres autónomo y estás pensando en cómo afrontar la jubilación, ¡te contamos las claves que necesitas saber!

¿Cómo funcionan las pensiones de los autónomos en España?

La pensión pública depende de las contribuciones de trabajadores y empresarios y se establece en función de la edad de jubilación y el tipo de cotización. El sistema da la opción de que los autónomos seleccionen su base de cotización, edad de jubilación y el histórico de cotizaciones del interesado entre unos límites: máximo y mínimo.


Dado que esta cuantía depende de lo contribuido con la Seguridad Social, las pensiones de los autónomos son generalmente más bajas. Por este motivo, el colectivo debe prestar atención a su futuro y planificar una estrategia de ahorro adecuada para mejorar su jubilación cuando llegue el momento.

Alternativas y soluciones para los autónomos

En este sentido, se pueden encontrar ciertos productos financieros enfocado en el ahorro e ideales para los trabajadores autónomos. Se convierten, por tanto, en una herramienta fundamental para incrementar sus ingresos al jubilarse. Podemos destacar las siguientes opciones:

Planes de pensiones

Se trata de un plan de ahorro en el que se van realizando aportaciones mensuales o de forma periódica en un lapso de tiempo en el que se pueden realizar aportaciones de manera flexible, dentro de los límites que marca la ley. Su objetivo es a largo plazo y, una vez llegue la jubilación, se obtiene el capital y la rentabilidad generada.

Es uno de los productos más demandados por los usuarios para multiplicar los ahorros y poder disfrutar de mayores ingresos cuando se finalice la etapa laboral. Su aspecto más característico son los beneficios fiscales que tienen en el momento de realizar las aportaciones. Una gran opción son los planes de pensiones de MAPFRE, ya que están personalizados en función de las necesidades de cada autónomo.

Plan o seguro de jubilación

Este producto tiene un funcionamiento y unas características similares al plan de pensiones. El cliente realiza aportaciones que irán aumentando su ahorro de cara a la jubilación. Sin embargo, podemos destacar algunas diferencias:

  • Se trata de una póliza de seguro que puede ser útil durante la jubilación, en caso de enfermedad o para asegurar una cantidad económica a los familiares en caso de fallecimiento. En esto es igual que el plan de pensiones.
  • No hay desgravación fiscal.
  • El dinero puede ser rescatado en el momento de realizar aportaciones (dependiendo del tipo de contrato).
  • Tiene menor rentabilidad y riesgo.

Los seguros de jubilación, también denominados como plan de jubilación, son otra de las opciones que más tienen en cuenta los autónomos a la hora de planificar su futuro. Al igual que el plan de pensiones, se pueden encontrar con distintos perfiles de riesgo.

Plan de previsión asegurado

Funciona de forma parecida al plan de pensiones, se encuentra el plan de previsión asegurado o PPA. Su diferencia reside en que es un seguro de ahorro que ayuda a complementar la pensión pública, pero cuenta con un tipo de interés garantizado. Es decir, proporcionan el 100% del capital más una rentabilidad garantizada. Por otro lado, cuenta con los mismos beneficios fiscales que los planes de pensiones.

Plan individual de ahorro sistemático

También funciona a través de aportaciones, pero admite una mayor flexibilidad. Uno de sus mayores beneficios es la fiscalidad. Y es que, a la hora de recuperar el plan, queda exento de impuestos si se recupera en forma de renta vitalicia.

La importancia de planificar tu futuro si eres autónomo

Como se puede observar, existe una gran diferencia entre la pensión que recibe un asalariado en comparación con la que obtiene un autónomo. Se debe, principalmente, a la decisión de escoger la base de cotización mínima. Sin embargo, en función de la situación de cada emprendedor, compensará más una opción u otra.

De este modo, si quieres aumentar tu rentabilidad de cara a la jubilación, los productos financieros que hemos comentado serán de gran ayuda. Empieza a preocuparte por tu pensión y establece un plan de ahorros adecuado. Para ello, ¡infórmate y planifica tu estrategia!