5 características que las alarmas de tu negocio deben tener

Paula García -

Alarmas para tu negocio


La seguridad es un elemento esencial para tu negocio. Una buena elección de alarmas para negocio puede impedir un robo o un asalto, y evitar la consiguiente pérdida económica. Un robo genera una sensación de inseguridad que te acompañará como autónomo durante un tiempo e instalar una alarma adecuada puede evitarte ese malestar.

Por eso es importante valorar algunos elementos mínimos a la hora de instalar la alarma en tu empresa. Hay muchas alternativas, pero aquí te explicamos cinco características que te permitirán disfrutar de una alarma que dé seguridad a tu negocio:

  • Sistema anti intrusión: esta es la característica elemental de cualquier alarma. Si tu negocio está sufriendo un robo, los sensores de movimiento deben detectar al ladrón. Por eso, es importante incorporar ciertas características, como por ejemplo un sensor con vídeo de alta calidad que permita la identificación; un control vía app y web, que facilite la verificación de cuál es la situación al momento; o que la empresa de seguridad disponga unas centrales receptoras con redundancia geográfica, de modo que asegure el servicio aunque falle una de las centrales.
  • Sistema detección de inhibición: hoy en día existen inhibidores que los ladrones pueden usar para dejar tu negocio desprotegido. Realizan barridos de frecuencia y, una vez localizada la señal de tu alarma, la bloquean. Por esa razón, la alarma de tu negocio debe contar con un mecanismo de detección de señales de interferencia que impida a los ladrones desactivarla. Asimismo, conviene contar con la posibilidad de incorporar una doble comunicación GPS/Ethernet.
  • Sistema anti manipulación: este sistema está integrado por los denominados tamper de seguridad, unos terminales que hacen saltar la alarma y se comunican con la central cuando alguien sin autorización intenta manipular el panel de control o los sensores.
  • Sistema anti sabotaje: los ladrones pueden intentar cortar el suministro eléctrico o el cable de teléfono para desactivar la alarma. Por eso, conviene contar con un sistema anti sabotaje que permita detectar la manipulación física. La aplicación de una conexión con la central vía GSM o GPRS, o la incorporación de baterías internas o sistemas de respaldo eléctrico que permiten mantener la alarma en funcionamiento pese a un corte eléctrico, anulan la posibilidad de que los ladrones realicen sabotajes efectivos. Además, conviene que el panel esté instalado en un lugar oculto, que sea silencioso y que disponga de un sistema de detección de desinstalación, así como que la sirena está separada.
  • Control a distancia y control de accesos: hoy en día es posible tener el control absoluto de tu alarma a distancia, mediante la instalación de una aplicación en el teléfono móvil o tablet de las personas autorizadas. De esta forma, podrás disponer de una herramienta muy útil para gestionar a distancia tu alarma y conocer su actividad reciente. Además, el control de accesos permite, mediante el uso del teléfono móvil, conocer quién ha accedido al negocio y a qué hora lo ha hecho, y habilita para crear diferentes permisos de acceso en función de tus necesidades y las de tu negocio. Estés donde estés podrás abrir y cerrar puertas de forma remota.