5 ventajas de contar con un almacén para tu negocio

Paula García -

Almacén para tu negocio

Rido || Shutterstock

La mayoría de las empresas acumulan una gran cantidad de material, existencias y materias primas. En función de la actividad económica a la que se dedique la compañía, su forma de trabajar y el nivel de producción, necesitarán más o menos espacio. Por tanto, la mejor opción es alquilar un almacén, como ofrece Trastering. De este modo, tendrás el lugar que necesites para guardar aquellos elementos que se utilicen posteriormente para producir los productos o los artículos destinados a la venta.

¿Por qué es necesario contar con un almacén?

Alquilar almacenes para guardar la mercancía de tu empresa tendrá un impacto positivo en el rendimiento de tu negocio. Además, te permitirá tener el control total de tu mercancía. Por ello, alquilar un almacén consiste en aprovechar las ventajas que ofrecen los operadores logísticos.


La demanda en el alquiler de almacenes ha aumentado y es que esto permite a las empresas gestionar su mercancía sin hacer grandes inversiones. Por ejemplo, también hay compañías que recurren a los almacenes para guardar documentación. Aunque estamos en la era digital, aún hay muchas empresas que tienen un gran volumen de información en papel.

5 ventajas de tener un almacén para tu negocio

Las ventajas de contar con un almacén para tu empresa son variadas, pero aquí te mostramos las 5 más importantes:

Espacio y orden

Un almacén te permite ahorrar espacio en tu local o oficina. Para ello, los operadores logísticos ofrecen diferentes opciones para los autónomos y sus compañías, en función del espacio que realmente necesites, donde se incluyen desde espacio pequeños y medianos hasta grandes almacenes. Al mismo tiempo, te permitirá disponer de un lugar específico para organizar la mercancía de forma estructurada y controlada.

Seguridad

A su vez, un almacén ofrece todas las garantías para que la mercancía esté protegida. Sus instalaciones cuentan con una serie de características que muchas oficinas o almacenes internos no poseen. Algunas de estas características son vigilancia las 24 horas del día y videocámaras, además de naves automatizadas. De esta manera, tendrás la certeza de que tus posesiones están en un lugar seguro.

Control y gestión automatizada

Cuando el volumen de productos, documentos o cualquier otro material es muy grande, es difícil controlar la mercancía de forma manual. Por tanto, estos almacenes disponen de todos los medios tecnológicos y humanos necesarios para gestionar el inventario eficazmente. Concretamente, se encargar de verificar y controlar en tiempo real la mercancía que se encuentra en sus instalaciones.

Tener existencias en almacén

Tener existencias en almacén permite producir a un ritmo diferente, ya que dispondrás del material cuando lo necesites tanto para la producción como para su venta. Precisamente, predecir la evolución de la demanda de los productos no es nada fácil. En caso de que se produzca un aumento repentino en la demanda, podrás servir a tus clientes rápidamente. Y esto se debe a que podrás acceder a los productos que tienes guardados en el almacén.

Reducción de los costes de adquisición

Si cuentas con un almacén, podrás comprar mayores cantidades de producto por pedido y esto tiene grandes ventajas. Al comprar una mayor cantidad de materiales, es más fácil negociar descuentos, reducir los costes u obtener mejoras en los plazos de pago con el proveedor.

Como hemos comentado, contar con un almacén para tu empresa es un factor clave para mantener una buena organización en tu negocio. No solo tendrás la certeza de que tus productos están en un lugar seguro, sino que podrás hacer frente a los cambios en la demanda. Por último, un almacén también te permitirá comprar más materiales, negociar descuentos y disponer de plazos de pago más flexibles con tus proveedores.