5 Propósitos para el trabajador autónomo

psisternas -

Todo el mundo ha hecho sus propósitos de año nuevo, incluidos los trabajadores autónomos. Otra cosa es cumplirlos, aunque deberíamos esforzarnos por conseguir estas pequeñas metas. Pero no hay que esperar al cambio de año para que los autónomos nos hagamos propósitos para mejorar. El final de un proyecto, el inicio de otro o incluso tu propio cumpleaños son momentos que pueden marcar un punto de inflexión en tu forma de trabajar. Solo tienes que establecer tus propósitos y seguir el plan para conseguirlos.


Propósitos de año nuevo para autónomos

5 Buenos propósitos de año nuevo para autónomos

Para poder cumplirlos, es imprescindible que estos propósitos sean realistas. Si nos marcamos metas inalcanzables, pronto nos daremos cuenta de que será imposible lograrlas y arrojaremos la toalla.

En cambio, si son factibles estaremos más motivados para cumplir con ellos. También hay que tratar de combinar propósitos personales y profesionales. Muchas veces van de la mano los objetivos profesionales con los propósitos, pero no podemos obsesionarnos con ser mejor profesional y dejar a la familia o nuestras amistades de lado o viceversa. Veamos algunos ejemplos de propósitos:

  • Mejorar la planificación (o empezar a planificar): si no tienes un plan de gestión de proyectos, difícilmente conseguirás tus metas. Por eso, es importante aprender a planificar. Por ejemplo, puedes acabar tu jornada laboral haciendo una lista de las tareas del día siguiente. Ordénalas por prioridad, calcula el tiempo que te llevarán, etc. Siempre habrá tiempo para alterar este orden, pero es una forma de reducir el estrés, trabajar mejor y tener más tiempo libre. Para ti y tu familia.
  • Ampliar la red de contactos: más que un propósito de año nuevo, debería ser un objetivo. Muchas veces, los autónomos creamos una zona de confort y nos acomodamos en ella. Pero fuera hay un montón de oportunidades laborales que no deberíamos dejar pasar. Y no nos engañemos, siempre viene bien crear contactos. Por eso, los eventos de networking, ferias, encuentros profesionales o grupos de interés pueden ayudarte a crear contactos. Incluso apuntarte a inglés o al gimnasio.
  • Refuerza tu relación con el cliente: seguro que conoces a tus clientes, sus necesidades, etc. Pero hay un punto en que la relación se automatiza, y quizá dejamos de aprender de él. Sobre todo, cuando ya llevamos bastante tiempo trabajando juntos. Un buen propósito es profundizar en la relación con el cliente: gustos, preferencias, comportamiento... La gente cambia, y puede que tus clientes hayan experimentado transformaciones sin que seas plenamente consciente de ello.
  • Trabajar el bienestar emocional: el estrés va de la mano de muchos autónomos. Y los resultados son generalmente negativos. Por eso, intentaremos afrontar los retos de modo positivo. Evitar hacer un drama de cualquier pequeño obstáculo nos puede ayudar a trabajar el bienestar emocional. Otras estrategias para ello son pensar en la razón que nos llevó a apostar por el autoempleo, lo que nos gusta de nuestro trabajo, o hablar con esa persona especial que nos proporciona un chute de autoestima.
  • Mejorar la salud física: trabajar el bienestar emocional nos ayudará a aliviar problemas a menudo psicosomáticos como los dolores de espalda o de cabeza. Pero más allá del bienestar emocional, hay otras cosas que podemos hacer para mejorar la condición física, en especial si somos autónomos sedentarios. Desde comprar una silla ergonómica a hacer algo de ejercicio, mejorar la dieta o fumar menos, tienes un montón de propósitos que te ayudarán a mejorar tu calidad de vida.

No hace falta decir que estos solo son cinco ejemplos que te pueden servir de inspiración a la hora de establecer tus propósitos de año nuevo. En tus manos está establecer esas metas, siempre realistas y de acuerdo con las características de tu negocio. Y no olvides que el apoyo de los tuyos puede ser clave a la hora de cumplir con ellos.

¿Te ha servido de ayuda?