La ausencia de crédito deja sin cotizar a miles de autónomos tras el verano

Desde hace once años se produce una 'fuga de autónomos' durante los meses de verano, sobre todo en agosto. El motivo es bien sencillo. El fin de la temporada estival provoca un descenso en la actividad y el trabajador por cuenta propia no cuenta con los suficientes recursos para seguir cotizando. Por eso desde la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA) reclaman más facilidades para acceder al crédito.autonomos.descenso_afiliaciones

Durante el mes de agosto se dieron de baja en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) 9.566 trabajadores, dejando el número de afiliados en 3.109.866. A todo esto hay que sumar los asalariados que trabajan para los autónomos, que se convierten en parados una vez que concluyen sus contratos a principios de septiembre.


El secretario general de UPTA, Sebastián Reyna, considera que cada año se produce en esta época un aumento del desempleo, que se debe básicamente al fin de la temporada veraniega, las bajas de los autónomos y la finalización de contrato de los trabajadores asalariados. Entre agosto y octubre se cuentan por miles los trabajadores por cuenta propia que se dan de baja en el RETA. Los dos principales motivos para que sea así son la baja actividad que se produce en septiembre, y la conclusión de la actividad que desarrollaban hasta el momento y el no saber con exactitud cuál será su próxima ocupación, por lo que no pueden hacer frente a los gastos de la Seguridad Social, es decir pagar la cuota mensual como autónomo por no recibir ningún ingreso.

Los sectores donde más bajas de autónomos hay son el comercio y la hostelería, muy vinculados ambos con el verano. Sin embargo, a partir de octubre con el comienzo del curso escolar se disparan las altas en el RETA vinculadas con la educación. Eso sí, existe cierta preocupación debido a los recortes del gobierno y temen que no haya el repunte de otros años.