Crecen los autónomos que trabajan más de 40 horas semanales

Los autónomos y empleados de pymes suelen trabajar una media de 41,5 horas a la semana, que supone un punto más que la media de la Unión Europea. Sin embargo no es la única conclusión que se extrae de la Radiografía Sage de la Pyme, ya que en apenas un par de años se ha duplicado el número de trabajadores que aseguran dedicar tanto tiempo a sus tareas profesionales. autonomo_horas_trabajo (1)

El 18% de los autónomos y pymes españoles reconocen que le dedican más de 40 horas semanales a su trabajo, mientras que el grueso de estos profesionales, en concreto el 68% admite que la jornada laboral se encuentra entre las 36 y 40 horas.  Todo esto empuja al colectivo de los trabajadores por cuenta propia a solicitar una serie de medidas que favorezcan la conciliación entre la vida familiar y la profesional. (Más información sobre la bonificación para la conciliación de los trabajadores autónomos)

Ocho de cada diez trabajadores se muestran partidarios de la racionalización de horarios por medio de la jornada partida, siendo las mujeres (83%) las más partidarias de esta medida por delante de los hombres (75%).  Es vital que los trabajadores autónomos lleven una correcta gestión de sus horarios de trabajo para favorecer la conciliación.


Casi la mitad de los autónomos (40%) consideran que cualquier medida que se tome para facilitar la conciliación les permitiría atender mucho mejor a su familia, mientras que el 31% le encuentra ventajas para disfrutar de más tiempo libre y de sus aficiones. Además, el 25% de los trabajadores por cuenta propia consultados considera que en el caso de aplicarse alguna de estas medidas la calidad del trabajo y del ambiente entre los compañeros sería mucho más positivo.

El 11% de los autónomos que no respaldan estas facilidades para la conciliación lo justifican sobre todo por la posible caída de ventas, principalmente en negocios que se dedican al comercio o la hostelería. Otros piensan que implicarían unos mayores costes al tener que contratar a más empleados para cumplir con las tareas pendientes.

Pese a ello, en muchos negocios la tecnología supone un factor clave para contribuir a la conciliación.