6 de cada 10 autónomos dan por perdido el 15% de las deudas anuales

Los autónomos tienen que acostumbrarse a vivir con las deudas. De hecho, dos cada cinco profesionales por cuenta propia en España soportan una deuda media de 3.000 euros al trimestre, según los datos que manejan en el primer fichero de morosos online, IClred.autonomos_deudas (1)

Sostienen que esta deuda afecta a un elevado número de emprendedores, autónomos y micropymes españoles, en concreto a más del 80%, que suponen el 70% del tejido empresarial del país. Desde esta compañía advierten que cuando hablan de autónomos también contemplan a los trabajadores que realizan su tarea de manera solitaria, ya que también incluyen a micropymes y pymes hasta los cinco empleados.

Explican que el acceso al crédito deja de ser el principal problema de estos autónomos, ya que lo que realmente merma a estos profesionales y a sus empresas son las deudas que soportan por parte de clientes y otras compañías que alargan al máximo sus pagos, llegando a generar una deuda media de 3.000 euros al trimestre. Y para muchos autónomos resulta difícil afrontar los impagos ya que no tienen margen.


Con este déficit resulta complicado que una pequeña empresa o un autónomo pueda subsistir con unas mínimas garantías. En algunos casos esta deuda pendiente de cobro puede alcanzar los 5.000 euros y durante los siguientes seis meses sólo cobrarán el 70%. Por su parte, sorprende que seis de cada profesionales por cuenta propia reconozcan que dan por perdido el 15% de la deuda anual, que puede representar unos 1.500 euros. Esto demuestra la poca confianza que tienen con sus clientes.

La mayoría de estos autónomos no contempla acudir a la vía jurídica ya que supone un trámite que se alargaría en el tiempo más de un año y por lo general nunca conseguirían nada positivo gracias a las distintas estrategias financieras a las que recurriría el deudor. Lamentan que durante los últimos años se haya convertido en algo normal la figura del deudor, en donde retrasan al máximo el pago de las factura.