Nuevas líneas de microcrédito ayudarán a luchar a las pymes valencianas contra la morosidad pública

Gracias a un convenio suscrito ayer por la patronal Cepymev y once entidades financieras, las pymes y empresarios autónomos valencianos tendrán a su disposición 241 millones de euros para operaciones de crédito de hasta 60.000 euros.

Esta financiación se destinará en parte a hacer frente a la morosidad de las Administraciones públicas, especialmente los ayuntamientos, según indicó el presidente de Cepymev, Salvador Navarro, quien reclamó el establecimiento de «plazos máximos lógicos» de pago a los proveedores.


«En la parte privada se han ido rebajando los plazos de pago hasta los 85 días, y la parte pública tiene que cumplir con sus compromisos y marcar unos plazos máximos», explicó. Según Navarro, no se trata de que el pago se realice a los 30 días, como marca la ley, sino de un plazo «máximo lógico» que reduzca los 170 días de plazo medio que ha determinado la Plataforma contra la morosidad.

Así lo explicó tras la firma de un convenio de colaboración con Bankia, BBVA, La Caixa, Banco Santander, CAM, Banco Sabadell, Caixa Ontinyent, Banco Popular, Banco Pastor, CajaCampo y Cajamar para conceder una línea de microcréditos a las pymes.

En total se esperan un total de 4.000 operaciones por importes que oscilarán entre los 25.000 y los 60.000 euros.