Licencia de apertura: informes y proyectos técnicos

Una licencia de apertura es un trámite, en muchas ocasiones necesario, para abrir un local o establecimiento y desempeñar una actividad empresarial, ya sea de comercio, servicios, etc. Se trata de un documento que se debe solicitar en el Ayuntamiento correspondiente y acredita a la persona responsable del negocio a desarrollar la actividad en un determinado lugar. Tanto el dueño como el local deberán cumplir una serie de requisitos para que se le conceda la licencia de apertura.

¿Cómo deben ser los informes y proyectos técnicos de las licencias de actividad?

Existen dos tipos de licencias de actividad, y por ello, dos formas de proceder para solicitar la licencia de apertura:

Proyectos técnicos de la licencia de apertura.

  • Por un lado, la licencia de actividad inocua es aquella que no ocasiona ningún tipo de molestia ni daños públicos ni privados, no daña a personas ni bienes y no es perjudicial para el medio ambiente. Tiendas de moda o pequeñas oficinas son un ejemplo de este tipo de licencias. Para poner en marcha esta licencia es suficiente con presentar un informe técnico con los planos del establecimiento y los detalles de las instalaciones. El proceso es muy sencillo y más barato que con otro tipo de licencia de actividad.
  • La licencia de actividad calificada es la considerada como molesta, perjudicial o contraproducente y que necesitan algún tipo de medida añadida (sanitaria, de seguridad, etc.) para poder concederla. Normalmente sólo pueden ejercerse en suelo industrial. En este caso, para solicitar esta licencia se debe realizar un informe técnico mucho más completo, incluyendo más características y especificando los informes municipales que correspondan en función de la actividad del negocio.

En cualquiera de los casos, el técnico que realice el informe debe ser cualificado y estar acreditado para el fin. Por ejemplo, debe tratarse de arquitectos, aparejadores o ingenieros técnicos que estén debidamente colegiados.


Existen algunas excepciones en función del tipo de actividad a la hora de conceder la licencia, en las que se precisan una serie de exigencias o requerimientos adicionales. En el caso de que la licencia de actividad sea un pub o una discoteca, será necesaria una insonorización; en los bares y restaurantes una normativa de higiene y manipulación de alimentos; y en el caso de alojamientos y salas de espectáculos, normativa en caso de incendios. Además, si la actividad es considerada como molesta, también se deberá solicitar un permiso especial a la comunidad de vecinos.

Recuerda además que algunas actividades no requieren tener una licencia de apertura, por ejemplo, en el caso de que las realices en tu casa.