La apertura de un comercio costará 240 euros menos

Gracias a la simplificación de los trámites administrativos que el Gobierno ha incluido en el decreto ley de Medidas urgentes para el crecimiento, competitividad y eficiencia, la apertura de un negocio costará 240 euros menos a sus promotores. En la memoria de impacto normativo que acompaña a esta ley, la sustitución de las autorizaciones para la apertura, ampliación o traslado de comercios por comunicaciones o declaraciones responsables permitirá que se reduzcan tanto las cargas administrativas como la reducción del tiempo, algo que agradecerán mucho los autónomos.ahorro_apertura_local

Las estimaciones iniciales del Gobierno es que se produzca un ahorro de 80 euros por la diferencia existente entre presentar dos solicitudes de manera presencial, una para el organismo local y otra para el autonómico; otros 100 euros por la implantación de la tramitación proactiva, en la que se suprimen y acumulan diversos trámites que se integran en una ventanilla única, y además se produce un ahorro de 60 euros más por la rebaja de seis a tres meses en el tiempo de tramitación del expediente. Todo esto no supondrá ni disminución ni incrementos en los ingresos que percibe el Estado por los impuestos.

Medidas de ahorro para los autónomos

El Ejecutivo Central considera que con estas medidas de ahorro, los autónomos y comerciantes eliminarán unas cuantas barreras a la hora de entrar en el mercado, lo que garantizara una mayor competencia en el sector del comercio. Además, hay que sumarle que esta agilidad en el papeleo permitirá que los trabajadores por cuenta propia comiencen a funcionar antes, por lo que adelantan la obtención de ingresos y beneficios.


En dicho decreto ley también se incluye otra norma que afecta a los autónomos y comerciantes, que hace referencia a la libertad de horarios en las zonas de especial afluencia turística. Algunas asociaciones de autónomos ya se han pronunciado en contra al considerar que se trata de una medida que busca incentivar las ventas en las grandes superficies, que disponen de plantillas amplias para abrir todos los días del año.