¿Es mejor ser autónomo o franquiciado?


Posiblemente si te estás planteando emprender has barajado varias opciones, entre ellas o montar tu negocio propio o adquirir una franquicia. Ambos modelos de negocio poseen una serie de características atractivas de cara a un emprendedor. Sin embargo, para tomar una decisión debes conocer las ventajas de cada una de las dos alternativas y será entonces cuando podrás contestar a la gran cuestión ¿es mejor ser autónomo o ser franquiciado?

Pros y contras de ser autónomo o franquiciado

Jacob Lund || Shutterstock

¿Es mejor ser autónomo o comprar una franquicia?

¿Es mejor hacerse autónomo o facturar con una cooperativa? ¿Es mejor ser autónomo o comprar una franquicia? estas son algunas de las dudas que surgen cuando decides emprender y ser tu propio jefe.

Beneficios de ser autónomo y tener tu propio negocio

Montar tu propio negocio, supone empezar una empresa desde 0, dar los primeros pasos como autónomo no es nada sencillo. Por esta razón a continuación repasamos cada una de las ventajas de ser autónomo frente a ser un franquiciado más.

  1. Si eres autónomo podrás tomar todas las decisiones de tu negocio, tú escoges a los proveedores, decides cómo operar en cada circunstancia y en qué equipamiento invertir te conviene más invertir.
  2. Uno de los beneficios de ser autónomo es que puedes trabajar en aquello que siempre has soñado, tienes total libertad para elegir el sector al que quieres dedicarte y las tareas que vas asumir en el ámbito laboral.
  3. Por otro lado, una de las ventajas de ser autónomo frente a comprar una franquicia es que no tienes que pagar a una cuota de entrada o canon, dado que tú serás el creador de la marca y de la idea de negocio. Deberás hacer una inversión inicial escogiendo tú todo lo que necesitas para iniciar tu proyecto empresarial.
  4. Y puedes empezar a facturar desde el momento en el que estás dado de alta como autónomo sin necesidad de tener que firmar ningún tipo de contrato o la cesión de los derechos de una marca.

Por el contrario, algunas de las desventajas de ser autónomo frente a comprar una franquicia es que no tienes un negocio de éxito probado, ni posees una guía o un manual de la franquicia, además no crecerás como parte de una marca que ya es conocida.

Ventajas de comprar una franquicia

Por otro lado, la fórmula de las franquicias se basa en una relación comercial entre dos partes, el franquiciador y el franquiciado, en el cual el primero de ellos cede al otro el derecho de explotar una marca y un modelo de negocio específico bajo una serie de contraprestaciones económicas. Sigue leyendo y descubre una serie de beneficios a la hora de ser franquiciado frente a ser autónomo:

  1. El franquiciado cuenta con el respaldo de comercializar una marca conocida que ya está posicionada en el mente de los usuarios y que tiene un plan de operaciones muy definido.
  2. Una de las ventajas abrir una franquicia frente a tener un negocio propio o ser autónomo es que dentro del contrato debe figurar el know how de la empresa y el saber hacer recogido en los manuales de la franquicia.
  3. Otro punto a favor de emprender bajo la fórmula de franquicia es que contarás con formación y seguimiento por parte del franquiciador.
  4. Si perteneces a una red de franquicias podrás aprovechar todas las acciones, las campañas de marketing y comunicación que la central gestiona.
  5. Si decides ser franquiciado normalmente tendrás acceso a la cartera de proveedores y distribuidores de la marca, y al formar parte de un engranaje de mayor tamaño puedes obtener mejores precios.

No debes olvidar que ser franquiciado también implica una serie de desventajas que debes conocer como por ejemplo: que tienes un control limitado sobre el negocio y el pago o la inversión inicial es bastante mayor frente a tener un negocio propio en el cual se contempla el canon de entrada y los royalties de la franquicia..

Ahora que conoces los pros y los contras de ser autónomo y franquiciado puedes responder a la cuestión de si es mejor ser autónomo o franquiciado. Es verdad que no existe una respuesta única, si eliges formar parte de una red de franquicias quizás corras menos riesgos pero si posees una buena idea deberías plantearte comenzar tu propio negocio.

Antes de decidir debes saber que ninguna de las dos fórmulas es mejor o peor, recuerda que dependerá de tus objetivos y tu perfil del empresario, si posees una gran capacidad empresarial e iniciativa puedes apostar por la fórmula de la franquicia, pero si te gusta más tomar tus propias decisiones, eres individualista y te gustan los retos la opción de empezar tu propio negocio encaja más contigo

  • ¿Te ha servido de ayuda?
  • No