¿Para qué sirve un seguro de responsabilidad civil para autónomos?

Paula García -

El seguro de responsabilidad civil para autónomos

Fuente || Freepik

Cuando comienzas tu actividad profesional como autónomo, existen una gran cantidad de aspectos que gestionar. Sin embargo, no es posible controlar todo lo que ocurre en un negocio. Por ello, proteger la actividad de tu empresa y tu patrimonio ante ciertas situaciones como accidentes o daños a terceros es fundamental.

En este caso, se vuelve imprescindible contar con un seguro de responsabilidad civil profesional, como por ejemplo el Seguro Markel Autónomos RC Profesional. De este modo, podrás trabajar con  tranquilidad y sin poner en riesgo la actividad empresarial de tu negocio.

Y es que para los autónomos esto aún resulta más importante, ya que no tendrán que responder con su propio patrimonio ante los daños de terceros. En esta situación, será la compañía aseguradora la que se hará cargo de los gastos de reparaciones, sanciones, indemnizaciones y costas judiciales.


A continuación, hacemos un repaso por sus principales características y coberturas. ¡Empezamos!

Seguro de responsabilidad civil para autónomos

En la actualidad, existen muchas pólizas y seguros para autónomos y micropymes, siendo uno de los más comunes el de Responsabilidad Civil. Este tipo de seguros se encargan de ofrecer coberturas económicas debido a los daños o perjuicios que se hayan ocasionado a un tercero, ya sea en el aspecto físico, material o patrimonial.

En este sentido, entendemos por responsabilidad civil como la obligación que tiene una persona o compañía en reparar un daño causado a otras personas, como se refleja en el artículo 1902 del Código Civil.

Tipo de coberturas

A su vez, podemos destacar diferentes coberturas en función del negocio y la actividad que desarrolle el autónomo.

  • Patronal: Se encarga de cubrir los daños personales ocasionados por empleados al presentarse un incidente.
  • De explotación: Hace referencia a los daños personales y materiales ocasionados a un tercero mientras la empresa desarrolla su actividad profesional.
  • Locativa: Tiene lugar cuando los daños se han realizado en las instalaciones o en el local de la empresa.
  • De producto o post trabajo: En este caso, hablamos de los daños ocasionados por un producto que haya sido fabricado, vendido u ofrecido por la empresa.

Sectores y profesiones

Existen determinadas áreas laborales en las que existe un mayor riesgo, ya sea por el tipo de actividad que realizan como por su sector profesional. En este sentido, los seguros de responsabilidad civil aún resultan más importantes en estos casos. Nos referimos a los siguientes sectores:

Altos cargos

Los responsables de las empresas se enfrentan al manejo de una gran cantidad de información confidencial, la toma de decisiones y la exposición a distintas regulaciones y normativas.

Por tanto, para hacer frente a los perjuicios económicos que pueden surgir de la gestión empresarial, un seguro de responsabilidad civil será esencial. En este caso, serviría para cubrir gastos de consultoría externa, defensa jurídica, indemnizaciones y despidos.

Empresas y profesionales

Al mismo tiempo, existen algunos ámbitos en los que contar con un seguro resulta de gran relevancia. Por ejemplo, el área de salud, medicina, odontología, investigación, asesorías jurídicas y administrativas, así como sectores industriales, educativos y de transporte.

Autónomos y freelancers

Por otro lado, para aquellos que tienen su propia empresa o trabajan de forma autónoma, tener un seguro de responsabilidad civil les permitirá resolver los incidentes que ocurran en su negocio de forma rápida, eficaz y sin asumir los gastos e indemnizaciones ante terceros.

Por todos estos motivos, un seguro de responsabilidad civil para autónomos será fundamental. De esta manera, podrán desarrollar su trabajo sin ningún inconveniente y sin perjudicar a su empresa ante cualquier accidente o daño a terceros.